31 mar. 2016

“Decrecimiento y Urbanización”, de Federico García Barba, en Arquiscopio.

El centro urbano abandonado de Detroit. (Foto: Alex S. Mclean)
Arquiscopio es una plataforma en la red para la comunicación y difusión de ideas orientada a la comunidad hispana interesada en arquitectura, paisajismo y urbanística. Se nutre de la colaboración de grupo de personas que aportan sus textos y análisis.
El blog se estructura en varias categorías: Arquiscopio Pensamiento, que recopila textos sobre arte, arquitectura y urbanismo; Arquiscopio Archivo, que es una agregación de referencias de gran utilidad, constituyendo una base de datos de obras relevantes de arquitectura, ingeniería, paisajismo y urbanística, a través de la publicación de trabajos de calidad contrastada históricamente y otros más recientes que han sido refrendados por la crítica especializada; o, Arquiscopio Revista, que aborda temas de actualidad (prestando una particular atención a las Islas Canarias).
Como muestra recomendamos el interesante artículo “Decrecimiento y urbanización” en el que Federico García Barba reflexiona sobre la situación y sentido del urbanismo actual en relación a posibles escenarios de decrecimiento poblacional.


26 mar. 2016

Pekín (Beijing) vs Shanghai, rivalidad urbana entre la “política” y la “economía”.

Pekín, sede política (manifestación en la plaza de Tiananmén, 1989) versus Shanghai, cabeza económica.
Hay territorios en los que se aprecia una bicefalia urbana debido a la existencia de dos ciudades que destacan y se disputan la primacía. En ocasiones, las competidoras son funcionalmente similares, pero también hay casos en los que las dos urbes tienen vocaciones distintas, particularmente, cuando una de ellas ostenta el poder político mientras que la otra disfruta del predominio financiero.
En China encontramos una de estas rivalidades urbanas entre Pekín (Beijing), la capital del país, y Shanghai, su cabeza económica. Las dos ciudades se encuentran separadas por algo más de 1.200 kilómetros (aproximadamente como la distancia entre Madrid y Paris), son las más pobladas de China (Shanghai con 24 millones de personas y Pekín con 21,5) y muestran una serie de divergencias y paralelismos que nos ayudan a acercarnos a la cultura china.

19 mar. 2016

Shanghai, de la “París de Oriente” a la “Manhattan china”.

Shanghai, de la “París de Oriente” a la “Manhattan china”.
Shanghai, situada en el delta del rio Yangtsé, frente al Mar de China, es una de esas ciudades cuyo desarrollo urbano ha estado muy determinado por los acontecimientos que han marcado la historia del país. La ciudad tuvo un crecimiento relativamente modesto hasta mediados del siglo XIX, cuando las Guerras del Opio, que supusieron la apertura obligada de China al comercio internacional, impulsaron su espectacular expansión. Entonces Shanghai fue “colonizada” por las potencias occidentales que se ocuparon de su evolución, dejando muchos testimonios arquitectónicos y urbanos. Las décadas de 1920 y 1930 fueron la culminación de esa larga etapa que llevó a la ciudad a recibir el sobrenombre de la “París de Oriente”.
Tras la Revolución China de 1949, durante el gobierno de Mao Zedong, la ciudad sufriría un cierto letargo que sería superado desde la década de 1990, gracias a la apertura del país a los mercados internacionales, que le ha llevado a disputar el liderazgo mundial a los Estados Unidos. Shanghai se ha convertido en el símbolo del “milagro” económico del gigante asiático, reflejado en sus numerosos rascacielos o en la incesante actividad de su puerto (el de mayor tráfico del mundo). Hoy es una ciudad cosmopolita, capital financiera del país y su núcleo más poblado, superando los 24 millones de personas.

12 mar. 2016

Burdeos y Toulouse: capitales del sur de Francia y rivales legendarias.

Burdeos, ciudad de piedra. Toulouse, ciudad de ladrillo.
Burdeos (Bordeaux) y Toulouse son las dos ciudades principales del Mediodía francés. Su rivalidad es legendaria y cuenta con múltiples manifestaciones (culturales, deportivas, sociológicas, económicas, históricas, etc.). Las divergencias pueden comenzar por la orientación atlántica de Burdeos o la vocación mediterránea de Toulouse, para continuar en su diferente base económica, en los distintos materiales (y colores) que configuran las ciudades, etc. Pero también existen muchos paralelismos como, por ejemplo, que ambas ciudades se encuentran bañadas por el mismo rio, el Garona (Garonne), uno de los ríos importantes del sur de Francia, o que las dos cuentan con puertos fluviales (aunque a una escala muy diferente).
Analizar Burdeos y Toulouse en paralelo, nos permitirá descubrir con mayor nitidez las características que conforman la identidad de cada una de ellas.


5 mar. 2016

La Habana “norteamericana” y La Habana “cubana” (la ciudad en el siglo XX)

El Malecón habanero (mirando hacia La Habana Vieja) fue la primera gran obra del siglo XX.
En un artículo anterior nos aproximamos a La Habana Colonial, capital de una Cuba integrada en el Imperio español. La independencia de país en 1898 y la proclamación de la república abrieron unos horizontes distintos. El siglo XX presentó dos mitades bien diferenciadas en cuanto a objetivos y realizaciones. Si durante la primera parte (hasta 1959) la isla se encontró bajo una fuerte influencia norteamericana (hay historiadores que se refieren a este periodo como “neocolonial”), durante la segunda parte de la centuria, tras la revolución castrista, Cuba viró su rumbo hacia posiciones comunistas vinculadas a la órbita soviética.
Estas circunstancias encontraron su reflejo en la capital, que tuvo un comportamiento bipolar: La Habana “norteamericana” fue una ciudad hiperactiva con crecimientos extraordinarios y grandes programas de construcción (aunque generó grandes desigualdades sociales); por el contrario, La Habana “cubana”, ofrecería síntomas de estancamiento como consecuencia de las políticas que privilegiaron el desarrollo de las áreas rurales frente a las urbanas.
Actualmente, la viabilidad del sistema político está puesta en cuestión y las últimas medidas aperturistas abren posibilidades desconocidas hasta ahora, lo que hace que Cuba, y su capital, tengan ante sí un futuro lleno de desafíos e incertidumbres.