27 dic. 2014

Plazas medievales de Praga, consideraciones sobre los planos verticales del espacio.

Plaza de la Ciudad Vieja de Praga.
Praga es una joya, o mejor dicho, un collar en el que se engarzan sus plazas medievales como alhajas extraordinarias. Sus seis plazas históricas: la Plaza de la Ciudad Vieja, la Plaza del Castillo, la de Mala Strana y las tres de la Ciudad Nueva (Wenceslao, Carlos y Senovazne) se configuraron como centros de cada una de las cuatro ciudades en las que Praga estuvo dividida hasta 1784. Estas maravillosas plazas son un buen campo de investigación sobre alguno de los temas esenciales en la configuración de los espacios urbanos.
La tridimensionalidad del espacio es una evidencia, y su descomposición en “planos” es una aproximación metodológica tanto para su diseño como para su didáctica y comprensión. Por ejemplo, podemos analizar la relación entre el Espacio Urbano y los planos verticales arquitectónicos que lo definen. En una primera instancia el estudio puede focalizarse en la propia disposición de los planos, es decir, dejando de lado su composición o su materialidad (es decir, ritmos, tipologías de huecos y relieves, materiales, colores, texturas, etc.) y sin profundizar en temas como la rotundidad de los lienzos, sus proporciones, su grado de penetración en planta baja, la presencia de elementos volados e incluso la continuidad o discontinuidad de las cornisas en su “encuentro” con el cielo.
Las seis plazas históricas de la Praga Medieval, que fueron reinventadas por el Barroco, ofrecen una interesante variedad de ejemplos sobre esta relación entre el espacio público y los paramentos verticales que lo configuran, debido, entre otras cosas, a su diversa disposición topográfica, a su pluralidad morfológica o a sus particulares relaciones con el entorno. De un primer análisis elemental podremos extraer unas conclusiones iniciales, tanto espaciales como visuales.

20 dic. 2014

El “embellecimiento” de Madrid y Barcelona durante la Ilustración. (Paralelismos y Divergencias entre Madrid y Barcelona, 11)

La escultura de Neptuno (izquierda) y la de Hércules (derecha) fueron muestras del embellecimiento ilustrado de Madrid y Barcelona respectivamente.
En la segunda mitad del siglo XVIII las reformas auspiciadas por el despotismo ilustrado en España se extenderán por todos los ámbitos de la sociedad, incluyendo a las ciudades, que serían “embellecidas”. El embellecimiento ilustrado es una noción amplia, que va más allá del ornato para asumir también cuestiones de mejora infraestructural y dotacional, creando espacios urbanos escenográficos, levantando edificios monumentales y atendiendo también a cuestiones de salubridad (como por ejemplo, el saneamiento, la pavimentación o la iluminación). El objetivo final era transformar las vetustas ciudades heredadas en urbes modernas, representativas e higiénicas.
Pero las intervenciones no afectaron a todas las ciudades por igual. Madrid, como sede de la Corona fue la mayor beneficiada. La capital se convirtió en una verdadera ciudad cortesana que, por fin, podía escenificar la representación del poder con orgullo. En Barcelona, las circunstancias eran otras y su atención priorizó la incipiente industrialización e intentó resolver el problema del alojamiento de las clases populares (teniendo en la Barceloneta la actuación más emblemática).
Como resultado de las intervenciones ilustradas, las dos ciudades se modernizaron, pero mientras que en Madrid se fue manifestando una impronta institucional y burocrática en la que las formas dominaban al fondo, en Barcelona se comenzó a consolidar una identidad mercantil (con sus vertientes empresarial y obrera) en la que el fondo se sobreponía a los aspectos formales.


13 dic. 2014

Nuevas referencias para Madrid y Barcelona de la mano de los Borbones (durante el siglo XVIII) (Paralelismos y Divergencias entre Madrid y Barcelona, 10)

El Palacio Real de Madrid y la Ciudadela de Barcelona representan la primera etapa borbónica en las dos ciudades.
En el año 1700 comenzó la dinastía borbónica en la monarquía española. Pero sus inicios fueron muy turbulentos ya que tuvieron que superar la Guerra de Sucesión que se originó tras la muerte sin descendencia de Carlos II, el último rey de los Austrias hispanos. El conflicto posicionó en bandos contrapuestos a Madrid y Barcelona. Mientras que la capital apoyó al rey Felipe V de Borbón, Barcelona respaldó al pretendiente, el Archiduque Carlos de Austria.
Con el Tratado de Utrecht de 1713, se daría fin a la guerra y se reafirmaría a Felipe V como rey de España (aunque Barcelona continuó su lucha hasta 1714). La dinastía, de origen francés, establecería nuevas referencias mirando a Europa como modelo, y particularmente a Francia y a Italia, que irían marcando la evolución de gustos y costumbres.
El siglo XVIII presenta dos mitades diferenciables, tanto política como artísticamente. Durante la primera, se asentaría una nueva forma de monarquía, absoluta, centralista y uniformadora, en la que las ciudades asistieron a la culminación del barroco (pasando de un estilo autóctono a otro internacional); mientras que en la segunda  se daría paso a un periodo ilustrado, caracterizado por un despotismo reformista del que derivó un intenso proceso de recualificación y embellecimiento urbano siguiendo los cánones neoclásicos de corte académico.
Vamos a aproximarnos a ese primer periodo de la centuria para descubrir como Madrid fue distinguido por su apoyo a la causa felipista, recibiendo actuaciones para mejorar su representatividad como ciudad principal del país (destacando la construcción del nuevo Palacio Real); mientras que Barcelona tuvo que afrontar las consecuencias de su deslealtad al rey Borbón y fue convertida en una “plaza fuerte” sometida a la autoridad militar (identificada con la traumática creación de la Ciudadela).

6 dic. 2014

Lecturas de la ciudad. Paseos por espacios significativos.

Roma. Campidoglio
Espacio y Comunicación son dos nociones amplias con convergencias diversas. Entre esa variedad relacional nos interesa la que se refiere a la capacidad del espacio para transmitir mensajes a través de su propia configuración.
Esto implica, en primer lugar, la necesidad de superar la condición funcional de la arquitectura y de los espacios urbanos para considerarlos sistemas de signos, es decir, entidades dotadas de significado. En este sentido, atribuimos  a la expresión “espacio significativo” la capacidad de convertirse en canal de expresión atemporal para transmitir mensajes.
Así pues, nos dirigimos hacia los procesos de comunicación y sobre ellos sustentaremos la idea de “lectura” de la ciudad que, como en todo acto comunicativo, traslada información desde unos emisores hasta unos receptores a través de un canal (los espacios de la ciudad) y cuya revelación efectiva depende de un código de interpretación, e incluso de un contexto que lo condiciona.
No obstante, la “lectura” de la ciudad adquiere matices particulares. Es el caso, por ejemplo,  de las lecturas afectivas o poéticas que se originan desde claves individuales e íntimas. Pero sobre todo, nos importa el acercamiento colectivo de carácter sociocultural, la conexión a través de la cual podemos aspirar a conocer los deseos y los logros de las generaciones anteriores y también a descubrir las esencias de nuestra propia contemporaneidad. Estos mensajes forman parte del “corpus” cultural que determina nuestra forma de ser y actuar. Por eso, aprender a “leer” la ciudad es un objetivo esencial para conocernos a nosotros mismos.

29 nov. 2014

La Ciudad Vieja de Jerusalén, el legendario centro del universo antiguo, entre la historia y el mito.

Jerusalén: en primer término la Cúpula de la Roca y tras ella la Ciudad Vieja. Al fondo la ciudad moderna.
De Jerusalén se dice que es la morada de un Dios, la capital de dos pueblos y el templo de tres religiones. Se proclama igualmente la existencia de dos ciudades, en un juego especular que ofrece una urbe terrenal y real frente a otra divina y perfecta. También aparece una Ciudad Vieja amurallada, dentro de la cual se encuentran la mayoría de los lugares sagrados para el judaísmo, el cristianismo y el islamismo, cuestión que convierte a Jerusalén en triple Ciudad Santa. Esta Ciudad Vieja se delimitó en 1538 y contuvo a Jerusalén en el interior de sus murallas hasta la segunda mitad del siglo XIX, momento en el que comenzó la expansión moderna. Además, en la actualidad, la metrópoli jerosolimitana se encuentra dividida en dos partes (un Oeste judío y un Este teóricamente musulmán), separadas por una “línea verde”, nombre de la frontera que se trazó para separar Israel y Palestina.
Todo ello nos habla de la complejidad de una ciudad que fue el centro del universo antiguo, que ha padecido un turbulento pasado, y se enfrenta en el presente a una muy delicada situación política, ya que es disputada violentamente por judíos y musulmanes, que la reclaman como su capital única e irrenunciable. Jerusalén es una ciudad con una larga, densa y agitada historia, que trenza leyendas con realidades, difuminando tras un halo de misterio su evolución urbana.

22 nov. 2014

¿Por qué Jerusalén es una ciudad santa para los cristianos, para los judíos y para los musulmanes?

Jerusalén, la triple ciudad santa. A la izquierda, judíos orando ante el Muro de las Lamentaciones. En el centro, cristianos en el interior del Santo Sepulcro durante el Viernes santo. A la derecha, musulmanes orando en la explanada de las Mezquitas.
¿Cómo es posible que un lugar poco estratégico, alejado del mar y de las rutas comerciales, con pocos recursos, con un relieve abrupto, escasez de agua y un clima bastante extremo, pudiera erigirse como el centro del mundo antiguo? ¿Qué sucedió allí para recibir tal consideración?
Hace más de tres mil años, en el Oriente Próximo, un pequeño poblado fortificado llamado Sión ó Jebús, se transformó en Jerusalén, la capital del primer reino de Israel, y se convirtió en escenario de acontecimientos trascendentales (fueran históricos o legendarios) para tres credos relacionados: el judío, el cristiano y el musulmán. Con el tiempo, Jerusalén perdería la influencia política pero ganaría la divina. La Ciudad Santa por excelencia, triplemente venerada, es un punto de referencia que atrae a millones de peregrinos de las tres religiones monoteístas.
Pero su carácter sagrado no debe ocultar una historia violenta, de incomprensiones, intolerancias y enfrentamientos que han hecho correr rios de sangre por las calles de la ciudad. Los deseos de posesión exclusiva han originado destrucciones y muerte, creando un palimpsesto en el que es muy difícil separar la ficción de la realidad.
Hoy, la fascinante Jerusalén sigue en el ojo del huracán, incluso más que en periodos anteriores, por ser un “campo de batalla estratégico entre civilizaciones en conflicto” como la definió Simon Sebag Montefiore.

15 nov. 2014

Benarés y el Ganges, ciudad santa y río sagrado, entre la devoción y la contaminación.

Benarés y el Ganges (Ahilya Ghat).
Hay lugares señalados por la trascendencia. Pueden ser montes, rios, cuevas o también ciudades, que se convierten en lugares sagrados en virtud de una profunda significación religiosa. Las causas son variadas. Pueden ser por asociación con personalidades religiosas, también por haber servido de escenario de experiencias espirituales, o incluso por identificarlos directamente con la divinidad.
El hinduismo cuenta con una conjunción especial: la de una ciudad santa, Benarés (ó Varanasi) con la de un rio sagrado, el Ganges. Según este credo, bañarse en el rio limpia los pecados y purifica el alma, y morir en la ciudad supone quedar liberado del ciclo de las reencarnaciones, lo que conlleva que Benarés sea el destino de muchos ancianos y enfermos que desean fallecer en ella. Por todo ello, la ciudad es objeto de veneración y atrae a millones de peregrinos convirtiendo la relación con su río en algo muy particular. El frente acuático está constituido por una sucesión de Ghats, unos espectaculares graderíos dispuestos en la orilla y que se adentran en el agua para facilitar a los hindúes la realización de actividades muy variadas, desde la inmersión regeneradora, hasta su propia limpieza personal o la cremación de cadáveres, cuyas cenizas son arrojadas al Ganges.
Pero a su paso por Benarés, el sagrado curso del Ganges muestra también otra cara, mucho más mundana, en la que se observa un rio extremadamente contaminado. No obstante, los devotos no aceptan que esa agua divina pueda causarles daño aunque los datos científicos advierten del elevado riesgo para la salud de los baños.

8 nov. 2014

Atravesando ríos: Puentes y túneles para los cruces fluviales de Nueva York.

Brooklyn Bridge, uno de los iconos de Nueva York.
Más allá de sus múltiples beneficios, los ríos suponen una barrera geográfica y el ser humano ha procurado atravesarlos de forma segura desde tiempos muy remotos. Los puntos de paso se convertían en lugares estratégicos y, en muchos casos, los puentes allí instalados animaron a la creación de asentamientos urbanos en su entorno. No obstante, las ciudades también han encontrado dificultades para enlazar su estructura urbana sobre ellos, teniendo en cuenta que además de cruzar personas y vehículos también tienen que hacerlo infraestructuras muy variadas. Afortunadamente, los avances de la tecnología han solventado esos hándicaps, permitiendo puentes espectaculares en sitios complicados o permitiendo pasar de un lado a otro mediante túneles. Nueva York, y particularmente la isla de Manhattan, es una esas ciudades que han sufrido para cruzar sus ríos y poder así comunicar todas sus partes.
Manhattan se encuentra rodeada por el Hudson River, el East River y el Harlem River. Pero a pesar de que haya tres cauces que reciban la denominación de río, Nueva York tiene solamente uno. Únicamente el Hudson River es un curso fluvial auténtico. El East River forma parte de un brazo de mar que adopta una forma longitudinal junto a Manhattan que da apariencia de río, y el Harlem River no es más que un canal acuático natural, aunque muy modificado, entre los anteriores. Pero más allá de estas consideraciones que los diferencian, los tres cauces tienen en común las grandes dificultades que ofrecieron históricamente para ser atravesados con construcciones permanentes. Hubo que esperar a finales del siglo XIX y principios del XX para que los avances tecnológicos permitieran tender puentes y excavar túneles que enlazaron definitivamente la isla con su entorno.

1 nov. 2014

Ríos reconvertidos en solares: la Promenade du Paillon y los grandes equipamientos de Niza.

La Promenade du Paillon en una imagen nocturna.
Los rios fueron fundamentales para las ciudades. Su presencia se convirtió en una de las claves para la elección de los lugares donde asentarlas. Los rios han cumplido muchas misiones, desde suministradores de agua, de energía o evacuadores de residuos hasta servir como medio de transporte, lugar de ocio, o incluso de lavandería (aunque también han sido fuente de problemas).
Algunos rios también se convierten en soportes para el crecimiento urbano, sobre todo para suplir carencias dotacionales o de espacios públicos. En esos casos, se prescinde de los rios, que son cubiertos, y las plataformas resultantes se transforman en solares sobre los que construir el programa deseado. Además, frente al tradicional efecto barrera de los cauces fluviales, corregido en parte con el tendido de puentes, se abren nuevas opciones para la estructura urbana.
Es el caso de Niza, que acabó cubriendo buena parte del tramo final del rio Paillon, construyendo sobre él varios de los equipamientos principales de la ciudad (teatro, museo, biblioteca, palacio de congresos, etc.) y creando la Promenade du Paillon, un gran parque lineal inaugurado ahora hace un año. La reconversión del Paillon, comenzada en 1868, fue realizada por tramos hasta que en 2013 recibió su última configuración, creando un eje urbano, verde y dotacional, fundamental para el centro de Niza.

25 oct. 2014

El primer parque público de la historia: Birkenhead Park, de Joseph Paxton.

Aunque siempre hay polémica sobre las atribuciones de primogenitura, la mayoría de los historiadores del paisaje suele aceptar que el parque que diseñó en 1843 Joseph Paxton en Birkenhead (en las proximidades de Liverpool, Inglaterra), es el primero que fue concebido como un espacio para uso y disfrute ciudadano y, sobre todo, financiado con fondos públicos.
Anteriormente se había dejado el acceso libre en algunos jardines y espacios verdes pertenecientes a la realeza o a la aristocracia, pero estos lugares nacieron en consonancia con los deseos de sus exclusivos propietarios. El caso de Birkenhead Park es diferente porque desde el principio fue pensado para el conjunto de la población.
Paxton, su creador, fue un personaje muy importante en la historia del paisaje y de la arquitectura, ya que, además de sus elogiados parques y jardines, obtuvo un gran reconocimiento internacional por su Crystal Palace de la Exposición Universal de 1851 celebrada en Londres.
Birkenhead Park se convirtió en un referente y su influencia sería muy significativa, tanto en la concepción de parques como en las futuras propuestas residenciales (ciudades jardín). Un ejemplo de esto es Frederick Law Olmsted, quien lo visitó en 1850 y quedó fascinado por él. Su planteamiento para el Central Park neoyorquino (1858) o su propuesta residencial en Chicago, Riverside (1868), tenían raíces en Birkenhead Park.

18 oct. 2014

Tres plazas en el Montevideo antiguo: la sumisa, la rebelde y la conciliadora.

Las plazas reclaman protagonismo en las ciudades actuales.  Fueron el espacio urbano más maltratado e incomprendido por el Movimiento Moderno. En los proyectos funcionalistas la plaza se diluía en un espacio continuo, difuso y desfigurado, porque el racionalismo no entendió ni las claves formales ni las sociológicas de estos lugares de estancia, encuentro, e interacción que albergan actividades múltiples que resultan vitales para la ciudadanía.
Pero la plaza resiste el envite y reivindica su necesidad en la ciudad. Entre otras muchas cuestiones, las plazas atesoran buena parte de las esencias urbanas. En este sentido, Montevideo, en su centro histórico (la “ciudad vieja”), cuenta con una triada de plazas que resulta muy reveladora de la relación entre el espacio y la estructura de su entorno, así como de las consecuencias que esto conlleva en la conformación del carácter e identidad de los lugares.
La primera es la Plaza de la Constitución (Plaza Matriz),  que se sometió disciplinadamente al esquema ortogonal de la ciudad colonial; la segunda, la Plaza Zabala, transgresora frente a esa retícula fundacional; y la tercera, la Plaza de la Independencia, que nació como un espacio para articular los trazados de la “ciudad vieja” con los de la “ciudad nueva”.
Subordinarse, contraponerse o concertarse, son algunas de las estrategias de diseño que pueden adoptar las plazas en relación con la trama en la que se insertan. Hay ejemplos en muchas otras ciudades, pero la capital uruguaya tiene la peculiaridad de ofrecer los tres casos casi contiguos, hilvanados por la peatonal calle Sarandí.

11 oct. 2014

La Plaza de España de Madrid: Pasado, presente y ¿futuro? de un espacio en búsqueda de su identidad (3. El futuro)

La Plaza de España se enfrenta al reto de encontrar su identidad y de recuperar el papel de pieza fundamental en el espacio madrileño. Los nuevos hoteles anunciados, así como la propuesta municipal de remodelación de la plaza y su entorno, han despertados grandes expectativas pero también dudas sobre cuál debe ser el rumbo idóneo y el proceso para determinarlo.
El pasado lunes seis de octubre, la alcaldesa de Madrid presentó públicamente el proceso que el Ayuntamiento ha iniciado para transformar la plaza (bautizado como “cambia la plaza”). Esa misma tarde, se celebró en el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM) un debate sobre los “Futuros de la Plaza de España”,  reuniendo a algunos de sus protagonistas y con un gran éxito de asistencia de público. En este encuentro se evidenció que el porvenir de la plaza gravita entre la esperanza y la desconfianza.
En esta tercera entrega sobre la Plaza de España nos acercaremos a los principales desafíos a los que se enfrenta en su futuro próximo, así como a los proyectos anunciados y a las polémicas abiertas y, en particular, al referido debate. Con este artículo concluimos la serie que ya se aproximó al pasado y al presente de este espacio.

4 oct. 2014

Cómo se forjó la vieja Amsterdam (y sus canales).

La forma urbana de la antigua Amsterdam es una de las configuraciones más reconocibles de la planimetría urbana. La disposición de sus canales y la delimitación semicircular de su recinto, refuerzan la imagen de “media luna” que identifica a la ciudad histórica.
La ciudad fue fraguándose a partir de una intensa y secular pugna con el agua, ganando terrenos al mar y construyendo canales y diques para garantizar su seguridad y mantenimiento. Su gran momento llegaría en el siglo XVII, cuando Amsterdam lideraba a las Provincias Unidas, que se convirtieron en una potencia colonial de primer orden. Entonces, la ciudad se transformó espectacularmente, con una importante ampliación de superficie y la apertura de sus canales principales.
El modelo urbano adoptado mostró al mundo una nueva ciudad, burguesa, mercantil y moderna que se postulaba como una alternativa a las capitales de los antiguos estados, vinculadas a los poderes tradicionales. La siempre innovadora capital holandesa volvió la espalda a las concepciones simbólicas y apostó por los puntos de vista de la ingeniería,  introduciendo el principio de funcionalidad en la planificación urbana, criterio que seguiría caracterizando los crecimientos posteriores de Amsterdam.

27 sept. 2014

Ciudades Imaginarias: Las “ciudades metafísicas” de Giorgio de Chirico y las “ciudades invisibles” de Italo Calvino.

La ciudad es una compleja mezcla entre lo objetivo y lo subjetivo. Es una noción difusa en la que se mezclan realidades y fantasías, se combinan sensaciones y pensamientos, se conjugan percepciones propias y ajenas, y que se nos ofrece con múltiples apariencias. Las ciudades reales son interpretadas individualmente, sumando a las impresiones directas un impreciso imaginario colectivo que se nutre de urbes ficticias, teóricas, inventadas o imaginadas. Todas estas diferentes ciudades mentales conviven con nosotros, formando un magma que condiciona nuestra comprensión del entorno.
Las Ciudades Metafísicas de Giorgio De Chirico o las Ciudades Invisibles de Italo Calvino forman parte de ese acervo cultural urbano. Tanto el pintor como el escritor eran buscadores de esencias y los dos recalaron en la ciudad para obtenerlas, aunque fuera en una ciudad irreal, onírica y poética. Ambos crearon ciudades mentales que se convertían en alegorías vitales, porque los ambientes de De Chirico o las poéticas descripciones de Calvino son territorios donde indagar acerca de nuestra alma.

23 sept. 2014

Tenderos pendientes de liquidación (articulo en El País con la participación de Carlos Lahoz)

El pasado 21 de Septiembre, el periódico El País, publicó un artículo sobre el "fin de la moratoria que permitía al comercio mantener alquileres por debajo del mercado y que va a obligar a miles de tiendas a renegociar la renta antes de final de año o enfrentarse al cierre". El artículo, redactado por Cristina Galindo, contó con la participación de Carlos Lahoz, que fue consultado como experto.

20 sept. 2014

La Plaza de España de Madrid: Pasado, presente y ¿futuro? de un espacio en búsqueda de su identidad (2. El presente)

Imagen del Edificio España, ya vacío, que sirvió de base para una de las instalaciones artísticas de la “noche en blanco” madrileña de 2007.
La Plaza de España de Madrid está suscitando una intensa controversia acerca de su futuro. Los nuevos edificios y usos hoteleros previstos, así como la publicación de las intenciones municipales para la remodelación del espacio central han colocado a este lugar en el centro del debate madrileño.
Nos aproximamos al conocimiento de esta plaza en tres artículos. En el primero nos acercamos a la peculiar historia de su configuración.En esta segunda entrega exploraremos el presente, atendiendo tanto a los edificios de la Plaza de España, como a su espacio central. Dejaremos para el tercer y último capítulo, la reflexión sobre algunos de los principales retos a los que se enfrenta la plaza en su futuro próximo y sobre las intervenciones anunciadas y sus polémicas.

14 sept. 2014

"Madrid no debe equivocarse" (artículo de opinión publicado en El País)

Detalle del monumento a Cervantes de la Plaza de España de Madrid.
El periódico "El País", en su edición del domingo 14 de Septiembre de 2014, publica dentro de la Tribuna de Opinión de la sección de Madrid, el artículo "Madrid no debe equivocarse", en el que se reflexiona sobre la Plaza de España de la capital, que corre el riesgo de repetir errores cometidos en Les Halles de París.
El artículo está firmado por José Antonio Blasco, Carlos Lahoz, Manuel Leira y Carlos Martínez-Arrarás.


13 sept. 2014

La Plaza de España de Madrid: Pasado, presente y ¿futuro? de un espacio en búsqueda de su identidad (1. El pasado)

La Plaza de España de Madrid hacia 1910. Se observan edificios ya desaparecidos como el Cuartel de la montaña (esquina superior derecha), las Caballerizas reales (esquina superior izquierda) o el Mercado de los Mostenses (abajo en el centro). La plaza no está conformada en su totalidad destacando la ausencia de la Gran Vía y la conexión con la calle Princesa que habilitaría los solares en los que se construyeron el Edificio España y la Torre de Madrid.
La Plaza de España de Madrid se encuentra actualmente en el foco de atención urbana y social de la capital. Algunos de sus grandes edificios, vacíos desde hace tiempo, parecen orientar su futuro hacia el mundo hotelero, pero el espacio de la plaza sigue siendo un lugar que reclama una reconsideración (en 2011 llegó a anunciarse una remodelación que finalmente no se produjo).
La plaza es un espacio de grandes dimensiones (casi 160 x 300 metros) que ha ido perdiendo el protagonismo que tuvo en la ciudad. Las dificultades topográficas, el intenso tráfico rodado, la problemática de sus edificaciones, la falta de apreciación ciudadana o su carácter de isla desconectada de su espacio central, son algunas de las cuestiones que hacen de este lugar un entorno con problemas. Nunca tuvo un proyecto de conjunto (la plaza proyectada en 1910 no llegó a ejecutarse) sino que sus diferentes fachadas o el propio espacio interior surgieron en momentos diferentes
Nos acercaremos a la Plaza de España en tres etapas. En esta primera revisamos su pasado y la forma en la que fue configurándose. En la segunda exploraremos el presente, con especial atención a las circunstancias arquitectónicas. En la última, abordaremos algunos de los principales retos a los que se enfrenta la plaza en su futuro próximo y nos aproximaremos a los proyectos anunciados.

6 sept. 2014

La evolución hacia la Ciudad Jardín moderna en el Nuevo Frankfurt de Ernst May (Das Neue Frankfurt).

En Frankfurt se realizó la evolución hacia la Ciudad Jardín moderna. Imágenes de la siedlung Westhausen.
Entre 1925 y 1930 se dieron unas circunstancias sociopolíticas y económicas que hicieron de Frankfurt una ciudad referente para la vanguardia del Movimiento Moderno. Con el decidido impulso del gobierno municipal, en tan solo cinco años, un grupo de arquitectos dirigido por Ernst May, construyeron un modelo urbano novedoso e inventaron tipologías residenciales que influirían de forma trascendental en el panorama internacional.
El Nuevo Frankfurt (Das Neue Frankfurt) supondría la evolución de la Ciudad Jardín hacia la modernidad. La revisión del modelo supuso cambios, como el hecho de que los nuevos asentamientos perdieran el carácter independiente de las Garden Cities originales para convertirse en núcleos complementarios de la ciudad existente, o que las viviendas se despojaran del pintoresquismo que las había caracterizado inicialmente para expresarse con el léxico del racionalismo.
Los nuevos núcleos urbanos fueron colonias residenciales (denominadas siedlungen) que impulsaron el crecimiento discontinuo de la ciudad, porque estos nuevos “barrios” quedarían separados por medio de grandes zonas verdes (parques y espacios agrícolas). Dentro de las numerosas siedlungen que se construyeron, destacan tres que se implantaron a lo largo del valle del Nidda, un afluente del rio Meno (Main). En Römerstadt, Praunheim y Westhausen asistimos a la evolución vertiginosa de los trazados urbanos hacia la abstracción y al nacimiento de tipologías unifamiliares y multifamiliares que adoptaban la forma lineal racionalista y proponían una nueva manera de habitar los espacios residenciales.

30 ago. 2014

Genealogía del espacio residencial del siglo XXI

Los dos modelos originales que caracterizaron el espacio residencial del siglo XX: Arriba la vivienda unifamiliar urbana de la Ciudad Jardín (Welwyn Garden City). Debajo, los Bloques lineales de Toulouse-Le Mirail.
La vivienda fue el gran tema de la arquitectura y el urbanismo del siglo XX. La imperiosa necesidad de alojamiento en las ciudades (producida por una ingente emigración desde los entornos rurales), la evolución de la sociedad en general y de las familias en particular, la inadecuación de los espacios heredados y los grandes avances técnicos, impulsaron una prolífica investigación arquitectónica y urbana, que iría alumbrando las nuevas tipologías residenciales que caracterizan la ciudad actual.
En cambio, en este comienzo del siglo XXI la situación es bien distinta. Durante sus primeros años, de gran expansión, la vivienda padeció el desinterés de un mercado inmobiliario poco propicio a la innovación (dado que cualquier cosa se vendía) y, en estos últimos tiempos, la grave crisis que atenaza nuestra economía y que ha derrumbado al sector inmobiliario ha hecho, aparentemente, innecesaria la investigación, que se ha visto relegada a unas escasas excepciones sobre la tónica general. Pero la sociedad sigue evolucionando con gran rapidez y acabará por requerir viviendas que se adapten a la nueva ciudadanía.
Es importante conocer de dónde venimos para poder fijar correctamente el rumbo que pretendemos seguir. Por eso, es fundamental indagar y profundizar en la “genealogía” de los espacios residenciales que identifican nuestras ciudades. Este es el objeto de los siguientes apuntes universitarios, correspondientes a sesiones impartidas a los alumnos de la asignatura “Introducción al Urbanismo”.

23 ago. 2014

La interpretación occidental de la tribu africana: Módulos urbanos para Dodoma (Tanzania) y Tema (Ghana).

A la izquierda detalle de Tema con sus módulos rectilíneos. A la derecha, Dodoma y sus módulos circulares.
En el África postcolonial, dos nuevos países, Ghana en la costa occidental y Tanzania en la oriental, compartían sus deseos de un nuevo futuro tras el final del dominio europeo. En los dos casos contaban con el impulso de líderes fuertes y carismáticos (Nkrumah y Nyerere) que se replantearon la estrategia para sus capitales respectivas. En Ghana se optó por mantener y ampliar la capital histórica con una New Town, pero en Tanzania se decidió trasladarla hacia el interior creando una nueva ciudad. Proyectadas por profesionales occidentales, ambas ciudades ofrecen una interpretación de los asentamientos tribales a partir de la organización de módulos habitacionales que iban interconectándose para formar una entidad mayor. Pero lo hicieron con criterios formales bien diferentes.
Accra, la capital de Ghana, fue reestructurada y ampliada con un nuevo núcleo, Tema, diseñado por el urbanista griego Konstantinos Doxiadis. Su propuesta fue un planteamiento compacto que utilizaba como base la línea recta, recordando el paisaje definido por la costa y el horizonte.
Dodoma es la nueva capital de Tanzania, sustituyendo a Dar-es-Salaam. Fue diseñada por los canadienses PPAL. En ella plasmaron un ejercicio abierto de círculos autónomos inspirados en las colinas del entorno y que se relacionaban entre sí como un engranaje.
No obstante, las dos ciudades coincidieron en ofrecer notables diferencias entre lo deseado y la realidad construida, debido tanto al hecho de no completar los planes previstos, como a las modificaciones y ajustes a los que se vieron sometidos.

16 ago. 2014

Nueva Orleans y el primer Jazz (música y ciudades)


Nueva Orleans. El Barrio Francés y músicos callejeros. Al fondo emerge el CBD. Fotografía de Jimi Casaccia.
Nueva Orleans es una ciudad diferente, quizá la más exótica y cosmopolita de los Estados Unidos. Lo es por sus particularidades geográficas, lo es también por su singular historia y por su peculiar hibridación social, aunque, sobre todo, destaca por sus aportaciones al acervo cultural occidental que le han proporcionado una aureola mítica como un lugar alegre, desprejuiciado y de diversión.
Una de sus principales contribuciones ha sido a la música. Nueva Orleans es reconocida como la cuna del jazz, allí se escucharon entre finales del siglo XIX y principios del XX, el Ragtime, el New Orleans Style o el Dixieland, ritmos y melodías que impulsaron el nacimiento de una de las manifestaciones culturales más importantes de nuestro tiempo.
En aquella ciudad multicultural de hace un siglo, se combinaron una serie de afortunados factores para lograrlo. Hoy Nueva Orleans es, lógicamente, una ciudad mayor y más compleja que hace cien años aunque, en la actualidad, todavía se está recuperando del desastre padecido con el huracán Katrina que la asoló en 2005.

15 ago. 2014

Este edificio ya no sirve (articulo en El País con la participación de Carlos Lahoz)

La sede central del FBI en Washington es uno de los edificios que van a ser desocupados y que afronta un futuro incierto.
El pasado 12 de Agosto, el periódico El País, publico un artículo sobre "reciclaje urbanístico", refiriéndose a las arquitecturas que han quedado obsoletas y se enfrentan a un incierto destino. El artículo, redactado por Paula Arantzazu Ruiz, contó con la participación de Carlos Lahoz, que fue consultado como experto.


11 ago. 2014

La ciudad como metáfora: Berlín de Lou Reed

Junto a las ciudades materiales, de piedra, acero, ladrillo u hormigón, emergen inseparables otras inmateriales que se conforman con historias, sueños, tópicos, recuerdos y otras cuestiones etéreas. En ocasiones, estas ciudades intangibles pueden adquirir más fuerza en el inconsciente colectivo que las reales, proyectando una poderosa imagen simbólica que transforma a la ciudad en una metáfora.
Berlín, es uno de esos casos. Durante una época fue una ciudad símbolo. Dividida en dos partes enfrentadas, la ciudad doble era la herida desgarrada a la que recurrieron muchos artistas como metáfora de la desesperanza, de la decadencia, del desengaño, de la falta de futuro. Pero además contaba con un sector occidental muy atractivo para una juventud que buscaba una vida bohemia y alternativa, alimentando nuevas metáforas.
Por todo ello, Lou Reed situó en Berlín su obra más oscura, trágica y dura, donde transcurrían dos vidas condenadas, perdidas en una decadencia insoportable. En 1973, publicó su tercer álbum en solitario: “Berlin”, un disco angustioso, cuyo inicial fracaso comercial no impidió que se convirtiera en una obra de culto. Lou Reed nunca lo interpretó completo en directo, hasta treinta y tres años después, en 2006, cuando Julian Schnabel dirigió un film-concierto sobre la obra, que originaría una película y un nuevo disco.

2 ago. 2014

Cuando el Plan de Bolonia era una referencia urbanística (y de izquierdas) para la intervención en los centros históricos de las ciudades (2.El Plan)

Bolonia es una ciudad italiana con una larga historia, cuyo nombre se asocia a cuestiones diversas. Por ejemplo, actualmente, el Plan de Bolonia es conocido por todo el mundo como el que adapta los programas de estudios universitarios para unificarlos dentro del espacio europeo, pero hace algunos años, el Plan de Bolonia era la singular e influyente propuesta de rehabilitación de su centro histórico.
El polémico e innovador Plan para el Centro Histórico de Bolonia, se convirtió, durante las décadas de 1970 y 1980, en una referencia para las intervenciones en la ciudad antigua.
Abordamos esta experiencia en dos etapas. En un primer artículo, ya nos aproximamos a la conformación histórica de Bolonia y a la particular idiosincrasia política de la ciudad tras la Segunda Guerra Mundial, que  hizo de ella un campo experimental para las ideas urbanísticas de la izquierda.
En esta segunda parte nos aproximaremos a las propuestas fundamentales del Plan, que desde su proclamado y radical contenido social, ofrecieron una rigurosa metodología de análisis morfológico, la determinación de tipos arquitectónicos, una exigente política de conservación o una decidida apuesta por la iniciativa pública. Hoy, cuarenta y cinco años después, el intenso debate que suscitó el Plan de Bolonia en toda Europa mantiene frentes abiertos, por eso, obviando algunas de las propuestas utópicas que realizó y aunque el contexto socioeconómico y cultural haya cambiado de forma muy notable, repasaremos la actualidad de algunas de sus ideas.

1 ago. 2014

II Edición del Master in URBAN INTERIOR DESIGN: Design of the Public Realm in Contemporary Cities

Hola a todos,
Como responsables del proyecto en Madrid, tenemos el placer de anunciar la II Edición del Master in URBAN INTERIOR DESIGN: Design of the Public Realm in Contemporary Cities, organizado por la Universidad San Pablo CEU y el Politecnico di Milano, con la colaboración de los Ayuntamientos de Madrid y Milán, el COAM y l'Ordine degli Architetti di Milano. El master se desarrolla en dos sedes, Madrid y Milán e incluye una práctica profesional en instituciones y empresas del sector. 
Empezaremos en Madrid el 27 de octubre y todavía está abierto el proceso de admisión. Creemos que a algunos de vosotros os podría interesar. Si así fuera, no dudéis en llamarnos o escribirnos para resolver cualquier duda o consulta a muid@ceu.es
Encontraréis información más detallada en la página web del Máster
La solicitud se realiza directamente en la página del POLI.Design, abajo tenéis todos los enlaces.
MORE INFO +
Un abrazo,
Belén Hermida + José Antonio Blasco + Carlos Lahoz + Carlos Martínez-Arrarás

26 jul. 2014

Cuando el Plan de Bolonia era una referencia urbanística (y de izquierdas) para la intervención en los centros históricos de las ciudades (1.Contexto)

Bolonia “la roja” inició un intenso debate sobre la restauración de los centros históricos de las ciudades.
Bolonia es una ciudad italiana con una larga historia, cuyo nombre se asocia a cuestiones diversas. Por ejemplo, actualmente, el Plan de Bolonia es conocido por todo el mundo como el que adapta los programas de estudios universitarios para unificarlos dentro del espacio europeo, pero hace algunos años, el Plan de Bolonia era la singular e influyente propuesta de rehabilitación de su centro histórico.
Abordaremos esta experiencia en dos etapas. En este primer artículo, nos aproximaremos a la conformación histórica de su casco antiguo y a la particular idiosincrasia política de Bolonia tras la Segunda Guerra Mundial, ya que fue gobernada por el Partido Comunista durante más de cincuenta años consecutivos y, salvo un paréntesis de cinco años, la izquierda sigue dirigiendo actualmente la ciudad (la Bolonia “roja” debido a su color característico, lo es doblemente por el  tinte político de sus gobernantes).
Esta circunstancia hizo de ella un campo experimental para las ideas urbanísticas de la izquierda, concretada en una estrategia innovadora sobre la restauración de los centros de las ciudades, que se convirtió, durante las décadas de 1970 y 1980, en una referencia para las intervenciones en la ciudad antigua, iniciando un debate que todavía sigue abierto en muchos aspectos.
En la segunda parte, abordaremos las propuestas fundamentales del Plan para el Centro Histórico de Bolonia y una reflexión sobre el mismo, desde la óptica que nos proporcionan los cuarenta y cinco años transcurridos desde entonces.

19 jul. 2014

“Torino Quadrata” y “Milano Rotonda”, divergencias en la forma urbana histórica de Turín y Milán.

La forma cuadrada de Turín antigua a la izquierda. La forma circular de Milán antiguo a la derecha.
La rivalidad urbana es una muestra muy particular de la competencia entre ciudades. Suele aparecer como consecuencia del tradicional antagonismo entre lugares próximos y de similar jerarquía, y se manifiesta con gran emotividad e incluso, en ocasiones, de manera irracional.
Turín y Milán mantienen una gran rivalidad, debido a su cercanía (posicional y de rango) y la expresan con un gran apasionamiento. Aunque en buena parte de la antigüedad, las dos ciudades tuvieron una importancia muy dispar, Turín y Milán llevan tiempo intentando superar una a la otra, esgrimiendo para ello los valores propios que cada ciudad considera excelentes y también las diferencias que las separan. Hay una divergencia entre ambas muy singular, ya que se encuentra en la raíz de su forma urbana. Porque, aunque las dos nacieron como colonias romanas, Turín se mantuvo como un cuadrado mientras que Milán evolucionó hacia el círculo.
Estas formas geométricas tan rotundas exponen dos configuraciones urbanas motivadas por estímulos diferentes. El núcleo histórico cuadrado de la capital piamontesa se conoce como Torino Quadrata y es la expresión de la racionalidad inquebrantable. En cambio, Milano Rotonda es la manifestación del pragmatismo, testimoniado en un casco antiguo que se transformó en un círculo como respuesta a las tensiones medievales.

12 jul. 2014

Venecia versus Amsterdam, similitudes y diferencias de identidad.

Agua salda y agua dulce en los canales de Venecia y Amsterdam.
Es habitual la comparación entre Venecia y Amsterdam debido a la presencia y protagonismo de sus canales. Realmente, sus similitudes no acaban ahí, porque ambas ciudades compartieron también el hecho de ser potencias navales (aunque en diferente ámbito y época) y las dos lideraron su entorno territorial llegando, además, a forjar un imperio colonial como desarrollo de su espíritu comercial y sus fortalezas políticas y militares.
Pero las dos ciudades presentan importantes diferencias que las distinguen y refuerzan su identidad particular. Las claves de la identidad, una noción muchas veces esquiva, son, frecuentemente, más sencillas de descubrir por oposición que por afirmación. Porque Venecia y Amsterdam, aunque europeas y relativamente cercanas (aproximadamente unos 1.350 kilómetros), pertenecen a ámbitos culturales distintos. Esta afirmación, cuestionable en nuestro mundo globalizado, es indiscutible si profundizamos en las claves que generaron ambas ciudades y determinaron sus esencias.
El sur europeo frente al norte, el mar Mediterráneo frente al océano Atlántico, los propios canales, de agua salada en Venecia y dulce en Amsterdam, o su disparidad en cuanto a madurez y vitalismo son algunas de las antítesis que presentan.

5 jul. 2014

“Nuevas Ciudades” en la España de 1970: Tres Cantos y el Actur de Zaragoza.

Ordenaciones iniciales para el ACTUR-Tres Cantos en Madrid (izquierda)  y ACTUR-Puente de Santiago en Zaragoza (derecha)
La España de principios de la década de 1960 asistió a un despegue económico sin precedentes. Esa etapa, conocida como “desarrollismo”, tendría importantes consecuencias urbanas. La fuerte emigración recibida desde los entornos rurales, puso en evidencia la falta de preparación de las ciudades para acoger un éxodo tan explosivo. Se sucedieron diferentes estrategias encaminadas a paliar el grave déficit residencial, que se concretarían en una vertiginosa construcción de viviendas a lo largo de ese periodo. Con ello, se cambiaría la faz de aquellas ciudades, hasta el punto de constituir un nuevo “paisaje urbano” en las periferias de las mismas.
Uno de los últimos planes de vivienda adoptados en dicha época fue el Programa ACTUR (Actuaciones Urbanísticas Urgentes) que, en 1970, seleccionó varios emplazamientos en las principales urbes para proponer operaciones muy ambiciosas, de gran extensión y con miles de viviendas, en sintonía con los modelos europeos que se estaban realizando entonces. Las ACTUR ofrecieron la oportunidad de planificar crecimientos siguiendo, con algunos matices, los postulados del Movimiento Moderno.
La irrupción de la crisis económica de 1973 afectó profundamente a las ACTUR. Ralentizó los proyectos, obligó a modificaciones sustanciales de los mismos y llegó, en algún caso, a abortar la intervención. De las diferentes propuestas que se activaron, las dos más emblemáticas fueron la que se levantó en las proximidades de Madrid y que se emanciparía como una nueva ciudad (Tres Cantos), y un nuevo barrio en Zaragoza, en la margen izquierda del rio Ebro, que se denominó “Puente de Santiago” pero acabó siendo reconocido simplemente como “el Actur”.

4 jul. 2014

Nuevas ciudades, nuevo urbanismo.


El Curso parte de la hipótesis de que la emergencia de un nuevo territorio, que cambia la escala de comprensión e intervención sobre los hechos urbanos y multiplica las dimensiones de su complejidad, demanda nuevos instrumentos y estilos de planificación urbanística y se dirige a investigadores, profesionales y estudiantes de los últimos cursos de Master interesados en la comprensión y proyecto de la ciudad contemporánea desde el urbanismo, la arquitectura, la ingeniería y las ciencias humanas, así como a responsables públicos y gestores de ciudades y servicios urbanos.

Los cambios en las formas de producción, organización del consumo y movilidad de capitales, personas y bienes, están afectando de manera profunda el carácter de las ciudades. Lo global y lo local se encuentran conectados de manera inimaginable en las sociedades tradicionales, el salto en las tecnologías de comunicación y la estrecha interrelación de los mercados genera que acontecimientos en centros de decisión lejanos afecten rutinariamente a las vidas de millones de personas. Como resultado de la nueva economía basada en la información y el conocimiento la expresión contemporánea de la condición urbana asume una multiplicidad de configuraciones espaciales, tanto en escala geográfica como en cualidad, en abierta ruptura con las configuraciones tradicionales.

La representación de la ciudad tradicional se basaba en la idea de límite, fuera éste la demarcación física entre la ciudad y la no ciudad materializada en puertas, murallas o bulevares, o bien la demarcación más ideal entre el universo artificial ordenado y el mundo de lo orgánico y natural. La metrópolis contemporánea al superar toda la idea de límite inaugura la era de la des-territorialización. La experiencia del ambiente solo puede ser aprehendida fragmentariamente, a través de los espacios segmentados en que se desenvuelve la secuencia de gestos cotidiana o mediante la figuración abstracta, el “mapping”.

En las ciudades maduras debe abandonarse la ilusión del crecimiento y expansión ilimitada para priorizar, alternativamente, un urbanismo de transformación y reciclaje basado en la activación del centro urbano, la reprogramación del suelo vacante, la recuperación del parque deficiente de viviendas, la integración y la hibridación de usos. En las metrópolis emergentes en las que la población urbana casi se duplicará en los próximos veinte años, el desafío tendrá que ser doble: afrontar la pobreza y facilitar a todos el derecho a una vida urbana saludable y al mismo tiempo abordar los retos comunes a las grandes ciudades contemporáneas: la sensibilidad hacia lo local, la incorporación activa de la Naturaleza, la sostenibilidad energética y las formas alternativas de movilidad.

28 jun. 2014

Gentrificación y tugurización: procesos opuestos en la transformación social de barrios (vocabulario urbanístico).

Berlín ha sido una de las ciudades que más se ha transformado gracias al fenómeno de la gentrificación.
El Urbanismo suele tener dificultades con su vocabulario. Son pocas las palabras propias, y en consecuencia, la utilización de términos procedentes de otras disciplinas, la invención de neologismos o la importación desde otros idiomas, complica la comunicación.
Dos de esas palabras, relativamente nuevas en el “diccionario urbano”, son gentrificación y tugurización. Ambas responden a un mismo fenómeno que se está produciendo en las ciudades actuales, que observan, en alguna de sus partes, la sustitución de un tejido social por otro.
Pero esos dos términos adoptan sentidos opuestos. La gentrificación expresa un cambio de menos a más (en términos socioeconómicos) y supone, por lo general, el éxodo de los grupos vulnerables que residían en un barrio determinado y su reemplazo por un segmento social económicamente superior. Por el contrario, la tugurización expresa el proceso inverso, y supone ir de más a menos (también económicamente hablando). Esto implica la desaparición de los grupos preexistentes (clases medias y altas, por lo general), que abandonan su espacio, para pasar a ser ocupado por clases sociales pobres e incluso marginales.
Las dos transformaciones implican importantes consecuencias urbanas.

21 jun. 2014

Los rascacielos estalinistas de Moscú: Las “siete hermanas” y el fallido Palacio de los Soviets.

Los siete rascacielos estalinistas de Moscú.
A principios de la década de 1930, la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) sufrió una involución, que fue política (la democracia fundacional dio paso a la dictadura estalinista) y también cultural y artística.
La incipiente vanguardia rusa, que había soñado con crear un nuevo mundo, fue abortada dando paso a un eclecticismo reaccionario que retornaba a los anacronismos del final del siglo XIX. En 1931, el concurso para el Palacio de los Soviets de Moscú marcó el punto de inflexión, ya que su polémico resultado, premió el monumentalismo historicista y desdeñó las propuestas más avanzadas. La Segunda Guerra Mundial paralizó su proceso de construcción, pero una vez finalizada la contienda, Stalin ansiaba mostrar el poderío del régimen comunista. Por eso, en 1947, puso en marcha la edificación de ocho rascacielos que celebrarían el octavo centenario de Moscú.
El Palacio no llegaría a construirse nunca pero sí lo hicieron sus siete hermanas (la octava no llegó a nacer). Entre 1953 y 1955, en plena Guerra Fría, los rascacielos estalinistas de Moscú fueron surgiendo y lo hicieron con diferencias radicales respecto a sus competidores occidentales, principalmente porque su razón de ser no fue económica, sino simbólica. Durante décadas, estos edificios, de imagen tan característica, serían los más altos de Europa.

14 jun. 2014

Rio de Janeiro: La bossa nova y las playas del sur (música y ciudades)

 Playa de Ipanema al atardecer.
El poder evocador de la música es bien conocido. Solamente con escuchar unas cuantas notas podemos recordar a una persona, rememorar alguna historia o “trasladarnos” a otro lugar. Aunque estas transferencias mentales suelen responder a experiencias individuales, existen casos que tienen un carácter colectivo, ya que forman parte de la cultura en la que nos hemos educado.
Dentro de estas asociaciones comunes, hay unas muy particulares, ya que identifican determinadas ciudades con una música específica. Encontramos esa correspondencia, con la máxima naturalidad, en casos como el de Viena y el vals, Lisboa y el fado, Chicago y el jazz o Detroit y el soul, por citar algunos ejemplos. Uno de esos ejemplos de imbricación entre espacio y música se produce también con Rio de Janeiro y la bossa nova.
Rio de Janeiro es una ciudad extensa e intensa, con una gran capacidad expresiva. Más allá de sus conocidísimas imágenes icónicas, Rio muestra otras identidades a veces contradictorias como las que asocian a la ciudad con la alegría de vivir, la fiesta y el carnaval frente a las de las favelas, pobres y violentas, que se encaraman en las laderas de las colinas cariocas. También sucede algo parecido en términos musicales, con el contraste entre la ruidosa y animada samba frente a la sosegada y melancólica bossa nova.
La década de 1960 fue el momento de máximo esplendor de la bossa nova, que pasó a ser apreciada en todo el mundo. Pero, más allá de la moda de la época, esta música tranquila siempre “acompañará” a los idílicos atardeceres en las playas del sur de Rio de Janeiro (Ipanema, Copacabana,…) donde el tiempo parece transcurrir lentamente.

7 jun. 2014

Claves esenciales del jardín paisajista inglés.

Stourhead Gardens. Mere, Wiltshire (Inglaterra)
Toda Inglaterra es un gran paisaje. Las suaves ondulaciones de su relieve, cubiertas de césped y complementadas con un exuberante arbolado, han acompañado a sus habitantes desde siempre, generando una larga tradición de amor hacia la jardinería y la horticultura.
En ese ambiente propicio, nacieron, a mediados del siglo XVIII, las ideas que modificarían radicalmente la relación entre el ser humano y la naturaleza. Surgirá entonces una nueva sensibilidad hacia el paisaje, en la que el individuo y el entorno se relacionarán de una manera mucho más libre. El jardín inglés supuso una propuesta alternativa e innovadora para la creación de paisajes, que se alejaba de las imposiciones geométricas que procedían, sobre todo, del jardín clásico francés, y de la densidad culturalista y simbólica de los jardines italianos. La jardinería inglesa reivindicará el valor del paisaje por sí mismo, caracterizado por la libertad dispositiva de la naturaleza (aunque era más aparente que real) y por la primacía de las percepciones humanas individuales.
Desde las islas, convertidas entonces en primera potencia mundial, se exportó esa original  concepción al resto del mundo, convirtiendo al jardín paisajista inglés en la nueva referencia para la composición de paisajes.

31 may. 2014

Les Halles de París, crónica de un desconcierto urbano que parece haber llegado a su fin.

Les Halles de París. Infografía sobre su nueva configuración.
Las transformaciones de Les Halles de París siempre han estado envueltas en polémica, desde que la construcción del Mercado Central de la ciudad, durante el Segundo Imperio francés, obligara a arrasar una gran extensión de su casco medieval.
Pero la mayor discusión, surgió a finales de la década de 1970, con el traslado del mercado y el derribo de los históricos pabellones Baltard. Las disputas sobre la misión y formalización de ese lugar tan emblemático del centro de París, abrieron una caja de Pandora que enfrentaría a políticos, arquitectos y ciudadanos en una sucesión de despropósitos que llevaría a Les Halles a convertirse en el paradigma del desencuentro urbano, generando una controversia que alcanzaría dimensiones planetarias.
Entonces, desoyendo a todo el mundo, la autoridad municipal impuso una solución que acabaría resultando un fracaso. Por eso, con la llegada del siglo XXI se abrió un nuevo proceso de concertación a través del cual, los nuevos responsables políticos querían acordar, con ciudadanos y expertos profesionales, el futuro rumbo de Les Halles. Tras numerosos informes técnicos, diversas consultas ciudadanas y concursos de arquitectura, en 2010 comenzaron las obras de las nuevas Halles de París, que se espera puedan concluir en 2016.
El proyecto actual no está exento de crítica, pero parte de un consenso que nunca antes Les Halles habían obtenido. Quizá por fin, el vientre de París, como lo definió Émile Zola, pueda convertirse en el deseado corazón urbano.

24 may. 2014

Villa Lante (Vignola) y Villa Rotonda (Palladio): semillas italianas para los jardines clásicos franceses y los jardines paisajistas ingleses.

Villa Lante (Bagnaia, Viterbo) y Villa Rotonda (Vicenza)
En la Italia manierista del siglo XVI, se construyeron, simultáneamente, y por dos arquitectos coetáneos estrictos que se encontraban en su madurez, dos villas que expresaron dos concepciones contrapuestas sobre la relación entre la arquitectura y el paisaje.
Con esas obras, Jacopo Vignola (1507-1573) y Andrea Palladio (1508-1580), figuras señeras de la arquitectura del Cinquecento, plantaron las semillas que fructificarían tiempo después.
En la Villa Lante, iniciada en 1566 en Bagnaia, cerca de Viterbo, Vignola otorgaría al jardín el protagonismo absoluto, supeditando la arquitectura a las exigencias paisajísticas, lo cual mostraría la senda que recorrería el jardín clásico francés, cuyo esplendor se alcanzaría a mediados del siglo XVII.
Por su parte, en la Villa Rotonda, también comenzada en 1566, en las cercanías de Vicenza, Palladio plantearía la vinculación entre la arquitectura y el paisaje desde la autonomía de las partes, que interactuarían entre ellas  a través de sutiles relaciones. Con ello, activó los mecanismos que forjarían la visión paisajista del jardín inglés, que tendría su apogeo hacia la mitad del siglo XVIII.