30 nov. 2013

El París de Esnauts y Rapilly: llevando la ciudad en el bolsillo (Formas de mirar la ciudad)

El plano de París, editado por Esnauts y Rapilly en 1780, desplegado.
Ahora que las nuevas tecnologías nos proporcionan navegadores que, en el coche o en el teléfono, nos guían por la ciudad, los planos y mapas callejeros parecen caer en desuso. Pero cuando hace más de doscientos años, unos editores parisinos publicaron un plano de su ciudad que podía plegarse y desplegarse de una forma fácil y duradera, produjeron una innovación que revolucionó la relación de los ciudadanos con su entorno urbano.
París se encontraba en un momento delicado. En 1682 el rey Luis XIV había decidido trasladar su residencia a Versalles, y este hecho afectó considerablemente a la ciudad que, sin llegar a paralizarse, sufrió un importante estancamiento a lo largo de todo el siglo XVIII. A finales del mismo, en 1780, los editores Jacques Esnauts y Michel Rapilly publicaron un mapa que mostraba aquel París de los últimos tiempos del Antiguo Régimen. Poco después se produciría la Revolución de 1789 que cambiaría el mundo y París comenzaría otra historia que culminaría con su gran transformación de mediados del siglo XIX liderada por el Barón Haussmann.
Pero más allá de su indudable valor testimonial, el plano de Esnauts y Rapilly tiene un puesto privilegiado en el mundo de la cartografía por ser el primer plano callejero efectivo de bolsillo.

23 nov. 2013

Quito, ciudad figurativa y ciudad abstracta contra el territorio (en la costura urbana del mundo)

Quito Colonial mostrando, en primer término, las deformaciones de su trama y al fondo el sector norte del Quito moderno (el edificio iluminado de azul es la gran Basílica del Voto Nacional).
Si enfrentamos el impresionante Centro Histórico de Quito, al que la UNESCO le otorgó en 1978 (junto a Cracovia) la primera declaración de Patrimonio Cultural de la Humanidad, y el extenso Quito Metropolitano, cuya marca urbana serpentea por el valle unos 45 kilómetros hasta San Antonio, nos encontramos con dos realidades muy diferentes que nos permiten reflexionar sobre la identidad urbana a partir de las nociones de abstracción y figuración como referentes del valor icónico de la ciudad
Quito es un buen ejemplo para ello, ya que la ciudad, ubicada en el ecuador de nuestro globo terrestre, ejerce de “costura urbana” entre las dos mitades del mundo, y asumiendo ese papel simbólico, ha basculado, radicalmente y en poco tiempo, entre lo abstracto y lo concreto.
La capital de Ecuador es una ciudad muy peculiar ya que su compleja topografía le obliga a trazados urbanos en lucha permanente contra el territorio. Por eso, a pesar de surgir desde un modelo abstracto (las ciudades de colonización española), que establecía unas reglas igualitarias para todas las nuevas fundaciones, en su adaptación al relieve, el Quito Colonial acabó superando los esquemas abstractos para ofrecer un trazado personal que engendró una ciudad figurativa, con unas notables referencias icónicas y significativas.
Pero este contexto, mantenido durante siglos, se trastocó por la explosión demográfica que, a partir de 1950, multiplicó extraordinariamente su población y extensión, provocando que la ciudad moderna perdiera su escala y su figuración tradicional. El Quito Metropolitano, como otras tantas urbes de nuestro entorno, ha retornado a la abstracción de espacios inexpresivos para el conjunto de la ciudadanía.

16 nov. 2013

Los Elefantes Blancos en las ciudades y el caso del Cuartel del Conde Duque en Madrid (y 3, Arquitectura).

1. Complejo comercial (Corte Inglés y Hoteles); 2. Universidad Pontificia de Comillas (ICAI); 3. Universidad Pontificia de Comillas (ICADE); 4. Viviendas para el Patronato Militar; 5. Palacio de Liria, 6.Centro Cultural Conde Duque; 7. Museo ABC de Dibujo e Ilustración (antigua fábrica de cervezas Mahou); 8. Iglesia y Convento de las Comendadoras de Santiago; 9.  Iglesia de Santa María la Real de Montserrat; 10. Casa Palacio de don Antonio Barradas, 11. Iglesia de San Marcos; 12. Edificio España; 13. Universidad Central e Instituto Cardenal Cisneros; 14. Ministerio de Justicia (Palacio de la Marquesa de la Sonora); 15. Edificio Coliseum; 16. Edificio de viviendas Gran Vía 60
El Centro Cultural Conde Duque es un “elefante blanco” que se erige como emblema del barrio delimitado por las calles San Bernardo, Alberto Aguilera y Princesa (con la parte final de la Gran Vía).
Este “triángulo urbano” cuenta con interesantes y valiosas piezas arquitectónicas que ofrecen un recorrido por la arquitectura de los últimos cuatro siglos. Allí encontramos, desde joyas del barroco, neoclasicismo, historicismo o racionalismo, hasta ejemplos de la arquitectura más reciente.
Además, presenta una gran variedad tipológica, pudiendo descubrir desde edificios industriales, como la primera fábrica de cerveza que hubo en Madrid (Mahou), hoy reconvertida en Museo ABC de Dibujo e Ilustración; hasta religiosos, como la iglesia de Montserrat, la de San Marcos, o el Convento de las Comendadoras de Santiago; también palacios como el Palacio de Liria, la espectacular residencia madrileña de la Casa de Alba; edificios dotacionales como la antigua Universidad Central de Madrid; o de usos mixtos como el imponente Edificio España.
Con esta tercera entrega finaliza la serie dedicada al Conde Duque y su entorno.

9 nov. 2013

Los Elefantes Blancos en las ciudades y el caso del Cuartel del Conde Duque en Madrid (2, Entorno Urbano).

El entorno del Conde Duque es el triángulo formado por la calle Alberto Aguilera, que discurre por el norte con dirección este-oeste;  la calle San Bernardo, que es su límite oriental marcando la dirección norte-sur;  y la calle Princesa (junto a la parte final de la Gran Vía) que lo cierra por el oeste.
En la caracterización como “elefante blanco” del edificio Conde Duque de Madrid, tiene mucho que ver su compleja inserción urbana, que ha sido y es un hándicap importante para su desarrollo y proyección como centro cultural metropolitano.
Para conocer las circunstancias que lo envuelven examinaremos su entorno próximo. El Conde Duque es el emblema de un “triángulo urbano” delimitado por tres importantes vías madrileñas: la calle San Bernardo, la calle Alberto Aguilera y la calle Princesa (con la parte final de la Gran Vía).
En este segundo artículo nos aproximaremos a las claves de la formación del barrio que explican su particular idiosincrasia, así como a los principales espacios urbanos que lo componen. Dejaremos para una tercera entrega el acercamiento arquitectónico.

2 nov. 2013

Los Elefantes Blancos en las ciudades y el caso del Cuartel del Conde Duque en Madrid (1).

La expresión “elefante blanco” surge a partir de una costumbre de los antiguos reyes de Siam, que regalaban esos animales albinos a súbditos de los que estaban descontentos. Al ser un animal sagrado, las responsabilidades de mantenimiento que conllevaba el “obsequio” suponían una carga tan pesada que podía llegar a arruinar al receptor.
Desde esa práctica, la expresión saltó a la cultura occidental, para referirse a posesiones cuyo mantenimiento supera con creces a los beneficios que proporcionan. En 2005, dos profesores universitarios le dieron categoría de teoría político-económica, y desde entonces fue aplicada en las ciudades. Particularmente, sobre muchos de los “proyectos estrella” de los últimos años, que promovidos desde los poderes públicos han acabado mostrando su verdadero rostro de “elefantes blancos”. Son edificios o infraestructuras que exigieron grandiosas inversiones y siguen requiriendo recursos muy elevados para su mantenimiento sin encontrar una justificación para su existencia.
Esta semana ha comenzado el periodo madrileño del Master in Urban Interior Design [MUID] (el siguiente periodo se desarrollará en Milán, cuya Escuela Politécnica comparte el título con la de la Universidad San Pablo-CEU) y durante sus dos meses de duración, los alumnos analizarán, diagnosticarán y realizarán propuestas para el entorno del Cuartel del Conde Duque, uno de esos “elefantes blancos” al que le está costando perder la etiqueta.
Este primer artículo se aproxima al concepto y al protagonista para, en próximas entregas, profundizar en las características urbanas y arquitectónicas de su entorno.