26 oct. 2013

El “Sistema Solar” de Madrid (y 3): Los edificios de la Puerta del Sol.

El edificio más emblemático de la Puerta del Sol es la antigua Real Casa de Correos, actualmente sede de la Presidencia de la Comunidad de Madrid. Tras la torreta del famoso reloj emerge la torre de la Iglesia de Santa Cruz.
Finalizamos la serie sobre la Puerta del Sol con la décima entrega. En este último artículo, volvemos a la noción de “Sistema Solar” de Madrid, con la que nos referimos al conjunto de calles, plazas y edificios relacionados con Sol, lugar que actúa como su centro gravitacional.
En anteriores artículos nos acercamos a las calles y a las plazas del “sistema”. En esta ocasión, nos aproximaremos a los edificios de la Puerta del Sol y a los más representativos de su entorno, entre los que se incluyen joyas de la arquitectura madrileña, que, en algún caso, han protagonizado episodios relevantes de nuestra historia.
La arquitectura de la zona, desde los grandes edificios institucionales hasta las modestas viviendas, ha sufrido importantes transformaciones a lo largo de su historia. Muchos inmuebles cayeron derribados víctimas de desamortizaciones, de especulaciones inmobiliarias o de operaciones de reforma urbana, como la de la propia Puerta del Sol. Palacios, conventos y numerosas viviendas desaparecieron para dar paso a espacios públicos o a nuevos edificios que se integraron en el conjunto. En otros casos, las construcciones han sufrido remodelaciones importantes, motivadas habitualmente por cambios de uso.
También es remarcable la frenética actividad de muchas de las plantas bajas del área, en las que locales comerciales muy variados, cafés o restaurantes potencian la intensa vida ciudadana que siempre ha caracterizado a Sol.


19 oct. 2013

Las Puertas del Sol de Madrid que pudieron ser y no fueron (en el siglo XIX).

Propuesta de reforma de la Puerta del Sol. Proyecto de Hamal y Manby, 1855. Perspectiva. 
No resultó sencillo llegar a la forma definitiva de la Puerta del Sol de Madrid.
La historia de su configuración, realizada a mediados del siglo XIX, es como una novela de intriga: impulsos y paralizaciones, cambios de gobierno, demandas judiciales, concursos fallidos, discrepancias entre técnicos, entre empresarios y entre políticos, debates periodísticos, disputas académicas, protestas y revueltas populares,…
La Puerta del Sol se había convertido en un espacio problemático. Su altísima intensidad de uso lo tenía permanentemente congestionado y, además, resultaba poco representativo como centro neurálgico de la capital. Su reforma se convirtió en una necesidad imperiosa.
En 1847 había quedado configurado el lado sur de la plaza. Las Casas de Cordero y la manzana situada entre las calles Carretas y Espoz y Mina (que fue abierta en esos años) habían seguido la alineación de la Casa de Correos (que entonces se convirtió en sede del Ministerio de Gobernación), formando un conjunto que se ofrecía como referencia a partir de la cual transformar la caótica plaza, en la que odavía estaba en pie la Iglesia del Buen Suceso, que sería derribada en 1854.
Las discusiones sobre la remodelación de la Puerta del Sol duraron más de veinte años. Finalmente, en 1862, se logró inaugurar el espacio que hoy conocemos, pero durante  ese tiempo quedaron otras muchas propuestas sin realizar. Esas plazas desestimadas son “ensayos de Sol” y revelan algunas claves para entender tan tortuoso proceso.

12 oct. 2013

Los Futuros de la Puerta del Sol de Madrid.

La exposición PIENSA SOL muestra un conjunto de audiovisuales dentro de una maqueta a escala 1:10 de la Puerta del Sol que ha sido realizada en cartón.
La Puerta del Sol tiene futuros, en plural, por la diversidad de opciones que se abren ante ella. La plaza y su entorno miran hacia adelante conjugando el deseo y la realidad. Por una parte se está reflexionando sobre cuál debe ser su rumbo más adecuado mientras que, por otra, ya están en marcha actuaciones concretas.
El pasado 30 de Septiembre arrancó el Concurso Internacional de Ideas “PIENSA SOL”, así como un amplio programa de actividades complementarias. Entre éstas destaca la Exposición del mismo nombre que muestra diferentes audiovisuales informativos dentro de una formidable maqueta de cartón a escala 1:10 de la Puerta del Sol que se ha construido en el Colegio de Arquitectos de Madrid.
En paralelo a las ideas que se están generando sobre la evolución de la plaza, varios proyectos toman forma en su entorno. Entre ellos destaca la conocida como Operación Canalejas que transformará la manzana “de oro” de Sol, instalando un centro comercial, hotel, oficinas y viviendas. También es reseñable  la próxima apertura de la Apple Store en el edificio nº 1 de la Puerta del Sol, o las diferentes estrategias urbanas sugeridas por programas como el Proyecto Madrid Centro o el Plan de Movilidad Urbana Sostenible, que plantean potenciar el eje ambiental-cultural entre el Paseo del Prado y el Palacio Real o el eje comercial-peatonal que llegará desde Fuencarral hasta la plaza de Tirso de Molina y que se cruzan en la plaza.
Con todo, Sol está potenciando su brillo.
Comenzamos nuestro recorrido por las intervenciones que ya se están desarrollando para finalizar presentando la iniciativa PIENSA SOL.

5 oct. 2013

De “supositorios”, “arpías” o “tragabolas”: la difícil tarea de amueblar la Puerta del Sol de Madrid.

Imágenes de las grandes farolas de la última época de la Puerta del Sol. A la izquierda los polémicos “supositorios” de la reforma de 1985. En el centro las sustitutas de las anteriores que iluminaron la plaza  entre 1986 y 2009 (se mantuvo el pedestal cambiando la parte superior por candelabros “fernandinos”). Y a la derecha las grandes farolas actuales estilo “Principe Pío” presentes desde la última reforma.
Frente a la permanencia de los trazados urbanos y de la propia arquitectura, el plano horizontal de la ciudad y, sobre todo, los elementos que pueblan el espacio público muestran una mutabilidad, a veces sorprendente. El mobiliario urbano, que se encuentra sometido a un intenso desgaste funcional y meteorológico, a posibles actos vandálicos, e incluso a las variaciones de modas y criterios, tiene una vida relativamente corta.
Amueblar la Puerta del Sol ha sido desde el principio una tarea difícil y polémica. La significación de la plaza y su gran visibilidad la han situado en el centro de muchos “huracanes” de todo tipo. Alumbrado, elementos de descanso o limpieza, bolardos, kioscos, marquesinas, templetes, arbolados, fuentes, esculturas o ajardinamientos, se encuentran en permanente observación. El diseño de estos elementos, su coste, su ubicación, su número o su misma necesidad son objeto de discusión continua.
Cada intervención en la Puerta del Sol ha suscitado tensos e intensos debates, tanto sobre las propuestas en general como respecto a sus componentes en particular, con partidarios a favor y en contra. Y en el fragor de estas “batallas” dialécticas, el humor madrileño ha ido bautizando alguna de sus piezas más controvertidas, desde la “Mariblanca” a las farolas “supositorios”, la Fuente de las “arpías” o el reciente acceso al intercambiador: el “tragabolas”.
Repasaremos a continuación algunos de los elementos más significativos de la plaza, a lo largo de la historia y en la actualidad.