29 dic. 2012

El Canal de Suez y sus ciudades.

Ortofoto y Esquema del Canal de Suez  1. Port Said; 2. Port Fuad; 3. Kantara; 4. Ismailía; 5. Lago Timsah; 6. Canal de agua dulce; 7. Paso de El Gisr; 8. Gran Lago salado; 9. Ferrocarril; 10. Suez; 11. Port Tewfik. (esquema modificado desde la Imagen del libro "Suez & Panamá" de Benoít Heimermann . Ediciones Arthaud, París, 1996).

La idea de conectar el Mar Mediterráneo con el Mar Rojo era una vieja aspiración que se remonta a la época del Egipto de los faraones. Se consiguió definitivamente con la construcción del Canal de Suez, que fue un acontecimiento internacional con una repercusión extraordinaria en el comercio mundial. Fue una de los primeros ejemplos de cooperación entre la iniciativa pública y la privada. El Canal de Suez fue inaugurado en 1869 tras diez años de duros trabajos y superando múltiples obstáculos políticos. La obra fue descomunal y exigió la creación de nuevas ciudades vinculadas al mismo.
La única ciudad preexistente era Suez, un puerto de peso relativo en el comercio regional pero que, con el Canal, se vio transformada en una importante capital económica. A Suez se le unieron Ismailía, Port Said y Port Fuad, nuevas ciudades construidas desde ópticas europeas (francesas principalmente) que, además configuraron un exótico imaginario en las mentes occidentales.

22 dic. 2012

La ciudad industrial de Pullman en Chicago: historia de un sueño roto.

Pullman Town y el recuerdo de sus momentos de esplendor

Como consecuencia de la Revolución Industrial, la ciudad del siglo XIX se enfrentó a una situación inédita: la irrupción de una nueva clase social, el proletariado.
El alojamiento de la clase obrera se convirtió en un tema de conflicto. Inicialmente, la élite empresarial, dentro del más puro estilo “laissez-faire”, abandonó a su suerte a un proletariado sin recursos. El resultado fue dramático: barrios de infravivienda con graves problemas de hacinamiento y salubridad en donde las condiciones de vida eran pésimas.
Como reacción, surgieron diferentes propuestas de solución, principalmente desde posiciones socialistas. Algunas fueron utópicas pero otras llegaron a construirse, como el Familisterio de Godin, aunque con escasos resultados.
Finalmente, desde el mundo empresarial, también partieron iniciativas caracterizadas por la unión de los espacios industriales con los residenciales, como las Arbeiterkolonien (colonias de trabajadores) en Alemania. Entre estas Company Towns, destaca en Chicago la Pullman Town, tanto por su tamaño (llegó a albergar a 12.000 personas), como por la difusión mediática que tuvo en su momento o por el estrépito que ocasionó su fracaso.

15 dic. 2012

Singapur, un modelo de éxito con reservas: de la ciudad-estado a la ciudad-empresa.

El Distrito Central de Negocios de Singapur, donde conviven los modernos rascacielos con los edificios coloniales. 

Nadie duda del éxito alcanzado por Singapur, pero sí sobre la forma de conseguirlo.
Los datos son incuestionables. En poco más de 30 años ha conseguido situarse en la primera línea internacional, con experiencias muy innovadoras que están deslumbrando al mundo. Numerosos urbanistas observan con rendida admiración ese modelo de eficacia económica y de brillantes resultados urbanos, elevándolo al pódium del triunfo.
Pero también, otros muchos, alzan sus críticas hacia un modelo difícilmente exportable, dadas sus peculiaridades, que no serían aceptadas por las culturas democráticas de occidente. Porque Singapur es algo más que una ciudad y es algo más que un estado, pareciéndose a una gran Corporación, ya que ese territorio se encuentra regido, desde hace décadas, por un autoritario gobierno que funciona de forma parecida a un Consejo de Administración.
El análisis de Singapur abre algunos interrogantes. ¿Es la libertad un impedimento para conseguir la eficacia del sistema?, ¿Están capacitados los ciudadanos comunes para participar en la definición de su entorno? Estas son preguntas a las que Singapur ofrece su particular respuesta.

8 dic. 2012

Madrid, la utopía real. Barcelona, la realidad ficticia. Actitudes para el fin del siglo XIX (Paralelismos y Divergencias entre Madrid y Barcelona, 7)

A la izquierda, imagen de la Expo 1888 de Barcelona, una realidad ficticia. A la derecha, una de las ofertas residenciales de la Ciudad Lineal de Madrid, una utopía que se convirtió en realidad.

El final del siglo XIX se debate entre la realidad y la utopía. En aquellos tiempos, se estaba constatando la desaparición definitiva de un mundo que quedaba atrás gracias a las revoluciones políticas e industriales, y se comenzaba a entrever un orden nuevo, imprevisible, que abría expectativas extraordinarias.
La realidad ofrecía caras diversas que iban desde la dulzura aparente de la imagen ofrecida por una burguesía prospera  y encantada de su escalada social, hasta la crudeza descarnada que se reflejaba en una nueva clase proletaria que luchaba por sobrevivir. Madrid y Barcelona contaban con ambos ingredientes pero los interpretaron de forma diferente.
Barcelona priorizaba la cara amable del triunfo burgués escenificándolo a través del Modernismo, y se entregaba optimista a la creación de un escenario ficticio (la Exposición Universal de 1888) donde representar su ascenso al Olimpo Urbano.
Madrid, sin una burguesía tan aparente, padecía las consecuencias de una inmigración descontrolada y, huyendo de sí misma, inventaba una utopía urbana que llegaría a convertirse en real, la Ciudad Lineal, un modelo de hábitat alternativo que había ideado Arturo Soria.

1 dic. 2012

Claves esenciales del Jardín Francés


Vaux Le Vicomte
Durante el siglo XVII, en Francia se fue gestando un nuevo modelo de jardín que marcaría una época y que iniciaría una línea formalista que perduraría en el tiempo. El Jardín Francés clásico, apoyado en grandes perspectivas, geometrías espectaculares, o topiarias elaboradísimas, pretendía subordinar la expresión de la naturaleza a la razón humana. André Le Nôtre fue su gran figura.
Acompañando a la hegemonía política francesa, el Jardín Francés se fue extendiendo por el resto del mundo, y su esencia todavía sigue presente, aunque de forma diferente, en muchas creaciones actuales.
Este artículo ofrece, de manera sinóptica, el proceso de aparición y apogeo, así como las claves esenciales de su diseño y referencias de jardines emblemáticos del estilo.