24 feb. 2012

Berlín, el laboratorio urbano y arquitectónico del siglo XX. La experiencia de la IBA 87.

Plano de la IBA 87 con las zonas Tiergarten-Süd y Südliche Friedrichstadt
Berlín es una ciudad joven. En 1987 cumplió sus primeros 750 años.
Pero su juventud no le ha evitado ser escenario de experiencias urbanas intensas y, en ocasiones, crueles. Particularmente durante el siglo XX, periodo en el que Berlín sufrió las consecuencias devastadoras de la Segunda Guerra Mundial o la división de la ciudad en dos partes, con la construcción de un Muro que separaba dos concepciones políticas y socio-económicas antagónicas (el capitalismo occidental y el comunismo soviético).
Afortunadamente, entre las experiencias también figuran realidades urbanas positivas, como  las innovadoras siedlungen (colonias de viviendas) de la década de 1920 o la Interbau de 1957. Éstas y otras propuestas, convirtieron a Berlín en un laboratorio urbano y arquitectónico del siglo XX.
Quizá por eso, en la década de 1980, las ideas emergentes sobre la construcción de la ciudad encontraron en el Berlín occidental una plataforma para su expresión.  Con la excusa del “cumpleaños” se organizó una exposición internacional de arquitectura que, de paso, permitiría recualificar algunas zonas degradas por la presencia del muro. Esta exposición se denominó Internationale BauAusstellung Berlin (IBA).
Las propuestas de la IBA 87 tuvieron una gran repercusión e influencia durante esos años, pero fueron perdiendo vigencia desde que, en 1989, cayó el telón de acero. Este hecho, que cambió el mundo, también provocó una revolución urbanística en la ciudad. Berlín recuperó al año siguiente la capitalidad de la Alemania reunificada y recobró el impulso perdido que animó las espectaculares realizaciones de los años siguientes. Con ello se cubrieron con un velo anacrónico los esfuerzos disciplinarios de la IBA 87.

17 feb. 2012

Cartografiar la ciudad de los ciudadanos (y el mundo): El ejemplo del Geotaggers' World Atlas de Eric Fischer.


El programa See something or say something aplicado a Nueva York. Los puntos naranjas corresponden a fotografías, los azules a Tweets y los blancos son coincidentes.

Comprender cómo los ciudadanos usan la ciudad y cómo ésta puede adaptarse eficazmente a sus cambios de comportamiento, siempre ha sido un reto para los responsables urbanos.
No hace tanto tiempo, la única fuente de información era el conteo manual de personas o automóviles en determinados lugares y en momentos concretos, a partir de los cuales se realizaban generalizaciones estadísticas.
Hoy, la revolución tecnológica en el campo de la comunicación abre posibilidades enormes, habilitando datos que pueden abarcar todo el espacio, todo el tiempo y además, en tiempo real.
Los smartphones posibilitan acciones individuales georeferenciadas, por ejemplo al hacer una foto y compartirla o enviar un tweet. Estos actos suministran una información posicional que puede tener un gran interés en la investigación sobre el funcionamiento real de las ciudades y los cambios que se producen.
Eric Fischer lleva varios años investigando sobre estas fuentes de datos y elaborando cartografías a partir de ellas. Sus resultados son sorprendentes, tanto por su utilidad urbana como por las fascinantes imágenes generadas.

10 feb. 2012

Paisajes en busca de un Lenguaje. La Trilogía de París (Parques Urbanos de La Villette, Citroën y Bercy)

Paris. Ubicación de los Parques de la Villette (V), André Citröen (C) y Bercy (B)
En la década de 1980, París recuperó parte de la influencia cultural que había perdido en favor de Nueva York a mediados del siglo XX. En esos años, París resurge con fuerza para ofrecer importantes referencias arquitectónicas y paisajísticas.
En particular, París se convierte en el campo de experimentación que alumbrará nuevas opciones para la refundación de los parques urbanos. La gran tradición paisajística francesa, que llegó a constituir un modelo esencial (el jardín francés) y que había creado espacios maravillosos, se encontraba dormida. Pero, como el ave fénix, Paris renace. Y lo hace con la potencia suficiente para exportar al resto del mundo, nuevamente, modelos de actuación para crear los paisajes del siglo XXI.
Tres grandes parques urbanos protagonizan este hecho. El Parque de La Villette, el Parque André Citroën y el Parque de Bercy, espacios radicalmente distintos entre sí, suponen un hito múltiple en la relación entre naturaleza y ciudad.

3 feb. 2012

La Ciudad como plataforma de servicios: El Ciclo del Agua

El JKO Reservoir, en Central Park, que durante más de 100 años almacenó agua, procedente del Croton Aqueduct, para su distribución en Manhattan.
La ciudad es también, y cada vez más, una plataforma de servicios para los ciudadanos. El catálogo de los mismos es amplio y su carácter diverso. Algunos son públicos, como los servicios municipales, otros son privados, ofrecidos por empresas especializadas, o incluso los hay con un carácter mixto. Hay servicios gratuitos para el usuario (financiados desde las administraciones)  y otros cuentan con tasas o tarifas que generan un volumen económico muy importante. Las nuevas tecnologías están propiciando la evolución de algunos de ellos y la aparición de nuevas ofertas. En cualquier caso su importancia es tal que se comienza a hablar de la necesidad de definir una nueva ciencia de los servicios urbanos. Desde Urban Networks estamos profundizando en esta línea.
La concreción de los servicios es múltiple, existiendo tanto prestaciones como suministros de muchos tipos. Comenzamos por uno de los más importantes.
El agua siempre ha sido un elemento esencial en el desarrollo urbano. El transporte de la misma, desde su captación hasta la ciudad, y su consumo y evacuación final forma un ciclo que durante muchos siglos no se encontraba convenientemente cerrado ya que la devolución al sistema natural no se producía de la forma adecuada (por pérdidas o contaminación).
La tecnología siempre ha acompañado a los procesos del agua en la ciudad. En la actualidad, tanto la evolución en los sistemas de abastecimiento como en los de la posterior recogida y evacuación permiten una eficiencia e inocuidad ambiental que nos faculta para hablar con propiedad del ciclo completo del agua en la ciudad.
Por otra parte, el riesgo de escasez ha encendido alarmas sobre el uso del agua. Y, aunque ya se está realizando un esfuerzo en la reutilización parcial de la misma, el reto pendiente se centra en racionalizar el consumo.