1 dic. 2012

Claves esenciales del Jardín Francés


Vaux Le Vicomte
Durante el siglo XVII, en Francia se fue gestando un nuevo modelo de jardín que marcaría una época y que iniciaría una línea formalista que perduraría en el tiempo. El Jardín Francés clásico, apoyado en grandes perspectivas, geometrías espectaculares, o topiarias elaboradísimas, pretendía subordinar la expresión de la naturaleza a la razón humana. André Le Nôtre fue su gran figura.
Acompañando a la hegemonía política francesa, el Jardín Francés se fue extendiendo por el resto del mundo, y su esencia todavía sigue presente, aunque de forma diferente, en muchas creaciones actuales.
Este artículo ofrece, de manera sinóptica, el proceso de aparición y apogeo, así como las claves esenciales de su diseño y referencias de jardines emblemáticos del estilo.


La gestación del modelo de Jardín Francés
En 1418 se produce un hecho histórico relevante: el rey francés Carlos VII es expulsado de París por los borgoñones y los ingleses.
El centro de la vida política francesa se alojará en Turena (Touraine), en el valle del Loira. Los sucesivos reyes tendrán como tarea la construcción de nuevos espacios representativos para la Corona. Alejados de París, los monarcas franceses se encontrarán libres del “lastre” de edificaciones y espacios heredados, disfrutando así de la oportunidad de comenzar desde cero, con ideas nuevas. Como consecuencia, se transformarán las lúgubres fortalezas de Amboise o Blois o se construirán maravillas como Chambord.
Carlos VIII, Luis XII y Francisco I, amantes de la arquitectura y apasionados por la cultura italiana (que habían descubierto en las campañas realizadas en dicha península), “importarán” a los artistas italianos para sus proyectos. La cultura renacentista irá echando raíces en Francia renovando la Arquitectura y proponiendo una nueva forma de paisaje. Primero estos artistas italianos y posteriormente artistas franceses formados por ellos, comienzan a gestar el futuro modelo de Jardín Francés como una revisión del modelo del jardín italiano del renacimiento adaptado a la especificidad del paisaje francés.
Pacello da Mercogliano, fue el introductor en Francia de los gustos y procedimientos del Jardín italiano con obras muy significativas:
Francia             Blois                                         (1500-1510)
Francia             Gaillon                                     (1501-1510)
Francia             Villandry                                      
Años después, los continuadores de Mercogliano fueron asentando las bases para la creación del nuevo estilo:
Francia             Verneuil                                   (Du Cerceau, padre e hijo, 1560)
Francia             Charleval                                 (Du Cerceau, padre e hijo, 1560)
Francia             Anet                                         (Etiènne du Pérac, 1582)
París                 Jardines de Luxemburgo         (Jacques Boyceau, 1612)
Versalles           Primeros jardines                    (Jacques Boyceau, 1636)

Esquema temporal del periodo de apogeo del modelo clásico de Jardín Francés. El naranja intenso refleja el momento de mayor esplendor.
El apogeo del Jardín Francés
Sobre las bases anteriores se formaría una generación de creadores que alumbrarían definitivamente el modelo de Jardín Francés. Destaca entre ellos André Le Nôtre (1613-1700), que se va a erigir como el genio que expresará una nueva forma de entender el diseño de paisajes.
La reunión de tres grandes artistas del momento, el arquitecto Luis Le Vau, el pintor Charles Le Brun y el paisajista André Le Nôtre para la construcción del gran palacio y jardines del ministro Fouquet, produjo la primera de las grandes referencias del estilo: Vaux Le Vicomte.
Desde esa experiencia, Le Nôtre fue fijando las bases de una nueva (y revolucionaria) forma de entender el paisaje y su relación con la arquitectura. Le Nôtre ofreció diferentes muestras de su genio, pero quizá Versalles ha quedado en la memoria colectiva como el gran hito del género.
Versalles. Plano original e interpretación.
Las condiciones políticas y socioculturales, con una Francia en la cumbre de su influencia política y un gobierno de reyes absolutos (destacando el “rey sol” Luis XIV) van a favorecer estas creaciones.
Realizaciones principales de Le Nôtre:
Francia             Fontainebleau                           (Le Nôtre, 1645-1646)
Francia             Vaux-le-vicomte                        (Le Nôtre, 1656-1661)
Francia             Versalles                                    (Le Nôtre, 1661-1687)
Francia             Saint-Germain                           (Le Nôtre, 1663-1672)
Francia             Chantilly                                    (Le Nôtre, 1663-1700)
Francia             Saint-Cloud                               (Le Nôtre, 1665-1673)
Francia             Las Tullerías                              (Le Nôtre, 1667)
Francia             Sceaux                                       (Le Nôtre, 1670-1683)
Francia             Marly                                         (Le Nôtre, 1679-1686)
Francia             Meudon                                     (Le Nôtre, 1679-1691)

Criterios esenciales de diseño del Jardín Francés
Entre los principales criterios que definen el estilo del Jardín Francés se encuentran los siguientes:
1. En el trazado general del espacio, la arquitectura (palacios, pabellones, etc.) se supedita al jardín de forma que los ejes y direcciones de éste definen la posición y claves formales de aquella.
Topiaria aplicada a las alineaciones de árboles en Sceaux (Francia)
2. La naturaleza es concebida como algo abstracto y racionalizable, como una “escultura” que ofrecía bosques ordenados y definiciones topiarias de los elementos vegetales. La topiaria es el arte de recortar y podar los árboles y arbustos para que adquieran formas diferentes (no naturales), que en el estilo francés son geométricas, como pirámides, prismas, etc.
3. Los jardines deben permitir una visión unitaria (reflejo del orden absoluto reinante) buscando la integración total. Esta integración incluye el cielo, mediante reflejos de agua, y el entorno, incorporado a través del trazado de avenidas que conducían visualmente hacia el exterior.
4. Entendimiento del espacio como un escenario. El espacio del parque-jardín se convierte en el lugar de una “representación” (tanto de las ceremonias reales como de los propios visitantes que se convierten en actores entre sí). Para ello, la disposición de todas las partes del jardín, y especialmente de gradas y escalinatas, persiguen la mayor dignificación y realce de las personas en movimiento.
Versalles
5. Uso de la geometría al servicio del “espectáculo”. Todos los recursos disponibles se disponen para generar espacios asombrosos. Desde largos ejes y perspectivas (simulando la infinitud de las mismas), así como recursos ópticos para acortar o aumentar visualmente la sensación de distancia o juegos de escala -expansión y grandilocuencia. Todo pretende dar la sensación de estar inmerso en un “heroico paisaje de dioses”.
Vaux Le Vicomte
6. Tridimensionalidad, ya que los planteamientos se realizan desde geometría del sólido (contando con el volumen de los elementos) superando la bidimensionalidad de los simples trazados de ejes.
7. Uso de elementos complementarios (esculturas, fuentes artísticas...) para proporcionar ritmo y enfatizar el espacio.

Por primera vez, comienzan a publicarse sistemáticamente “manuales” y “tratados” que se convierten en referencias de cómo diseñar parques y jardines según el nuevo estilo:
Jacques Boyceau    “Traité du jardinage selon les raisons de la nature et de l´art” (1638)
André Mollet            “Le jardin de plaisir” (1651)
Claude Mollet          “Théâtre des plants et jardinages” (1652)
Pero entre todos, destaca el tratado que estableció los cánones definitivos del jardín francés y que ejerció una gran influencia en la difusión del estilo fuera del territorio francés.
Antoine-Joseph Dëzaillier d´Argenville,
“La théorie et la practique du jardinage” (1ª ed. 1709, última completada1747)
Imagen del libro “La théorie et la practique du jardinage” de Antoine-Joseph Dëzaillier d´Argenville.
El libro fija cinco fundamentos para la correcta construcción del jardín:
  • Escoger una situación sana
  • Seleccionar un buen terreno (de calidad)
  • Existencia de Agua
  • Posibilidades de perspectiva (lejanía del horizonte y atractivo visual del entorno)
  • Comodidad (enfrentarse a una topografía adecuada)
Posteriormente, tras justificar la importancia de estos fundamentos se centra en cuatro recomendaciones generales que deben dirigir la actuación del proyectista:
  • Que el arte ceda ante la naturaleza (adaptándose al terreno y al clima y seleccionando especies adecuadas)
  • No sobrecargar de sombras buscando espacios abiertos, que permitan visiones generales.
  • No dejar los espacios demasiado descubiertos ni evidentes (es decir, crear sorpresas que abunden en el impacto que genera el jardín). Esto no tiene porque ser contradictorio con lo anterior.
  • Que todo parezca más grande (a través de recursos de composición y juegos ópticos para conseguir asombrar a los visitantes)
El libro muestra ejemplos a través de diferentes elementos que componen el jardín:
  • Parterres y “Boulingrins” (ejemplos de tipologías variadas). La palabra Boulingrin procede del inglés bowling green (en referencia al juego de lanzamiento de bolas) y se usa para designar superficies de césped muy cuidadas.
  • Paseos y empalizadas (ejemplos de alineaciones, setos, vallados, Ha-ha). El Ha-ha es un recurso para ocultar los vallados y permitir largas fugas visuales sin limitación aparente. La valla, en lugar de surgir desde el suelo, se ubica desde la cota de suelo hacia abajo y su presencia desde el exterior (y su función) es percibida gracias a la depresión previa que se excava en el terreno.
  • Bosques y bosquetes (ejemplos de trazado)
  • Elementos decorativos (ejemplos de pórticos, pérgolas, gabinetes, etc.)
  • Plantas (recomendaciones y ejemplos de “topiaria”)

Ha-ha en el Royal Crescent de Bath.
Desarrollo del Jardín Clásico Francés (en el resto de Europa)
Hasta mediados del siglo XVIII, los jardines creados en Europa responden a los cánones creados por Le Nôtre. La hegemonía política de Francia, marcaba modas y estilos, que eran rápidamente absorbidos por el resto de cortes europeas.
España
Aranjuez                    Jardines de Aranjuez
Madrid                       Jardines del Retiro
Segovia                      Palacio de la Granja
Sevilla                        Remodelación de los jardines del Alcázar
Jardines del Palacio de La Granja de San Ildefonso en Segovia
Alemania (y ámbito germánico)
Hannover                  Parque de Herrenhausen
Kassel                        Parque de Wilhelshöhe
Munich                      Parque de Nymphenburg          (Barelli y Effner)
Postdam                    Jardines del Palacio                  (von Knobelsdorff, 1750-1760)
Viena                         Parque de Schönbrunn              (von Hohenberg, 1765)
Würzburg                  Parque de Schwetzingen
Würzburg                  Jardín de Veitshöchheim            (Balthasar Neumann, 1753)
Inglaterra
Blenheim                   (primera ordenación)                 (London y Wise)
Devonshire               Chatsworth                                 (London y Wise, remodelado por Paxton)
Hampton                   Jardines de Hampton Court  
Italia
Caserta                     Parque Real                                (Luigi Vanvitelli, 1752)
Lombardía                Palacio Stupinigi                        (Filippo Juvarra, 1729)
Roma                        Villa Albani                                  (Marchionni, 1760)
Nuevas ciudades que integran el jardín con el espacio urbano de forma unitaria
Karlsruhe                                                                      (von Betzendorf, 1715)
Ludwigsburg                                                                 (1765)

1 comentario:

  1. El trabajo de los paisajistas de antes y ahora,(¿los hay?) es difícil de apreciar , tanto por ellos, como por nosotros-
    Ellos diseñaban en función del tiempo, de los tiempos, ya que su obra solamente podía ser apreciada en todo su esplendor muchos años después.
    Los tiempos, las estaciones también la modificaban
    la verificación del buen resultado del diseño no la podían hacer en el "momento" y quizás nunca.
    Es apasiónate pensar en cómo pensaban ellos. En como hacían para visualizar el trabajo terminado.
    Gracias por la nota sobre los jardines franceses

    ResponderEliminar

urban.networks.blog@gmail.com