30 jul. 2011

Orígenes de Chicago (II). La “Centuriación” del territorio norteamericano

Estados Unidos en 1790. Cristian Ionita
Tras conseguir la Independencia, los Estados Unidos de América emprendieron la “conquista del oeste”. En ese proceso histórico se encontraron con inmensos territorios discretamente poblados por tribus indígenas.
El establecimiento del dominio y control sobre esas regiones forma parte de la leyenda del país. Pero la forma de organización y gestión de esos territorios es poco conocida. Se trataba de colonizar extensas superficies y para ello recurrieron a la inspiración ofrecida por otro gran colonizador: el Imperio Romano. Los romanos ordenaron parte de su territorio a través del sistema denominado “centuriación”, procedimiento que “cuadriculaba” el territorio para distribuir el equivalente de una centuria (50 hectáreas) a cien colonos.
La distribución territorial de los Estados Unidos es una variante moderna de la Centuriación romana, y por ello, la trama ortogonal fue la estrategia adoptada.
El sistema ordenó no solo los estados de la nación sino que marcó las trazas de muchas de las futuras ciudades. Chicago es una de esas poblaciones cuyo trazado se explica desde las claves colonizadoras.

El método oficial de distribución territorial: la Land Ordinance de 1785
Los nativos que habitaban esos territorios eran tribus de indios que no habían conformado auténticos asentamientos urbanos. Eran poblaciones nómadas, que suponían poco impacto en el territorio, ya que carecían, por lo general, de ubicaciones fijas, salvo la excepción de determinados lugares marcados como sagrados.
Ese aparente estado virgen del territorio, fue tomado por los estadounidenses como una hoja en blanco sobre la que trazar sus deseos sin respetar los derechos de los nativos, que fueron casi extinguidos.
Lógicamente, en primer lugar se produjo el dominio militar, que permitió la apropiación y mantenimiento inicial. Posteriormente llegaría la estrategia para organizar su estructura y consolidar su propiedad, repartiendo terrenos entre los nuevos habitantes que irían colonizándolos y extrayendo riquezas de ellos.
La colonización tenía como objeto tomar posesión efectiva del territorio, proporcionar medios de subsistencia a la gran cantidad de inmigrantes que llegaban al nuevo país y financiar las nuevas instituciones públicas e infraestructuras. Por eso, en lugar de adoptar el trazado de latifundios se buscó un sistema que permitiera obtener pequeños lotes de tierra de cara a satisfacer al mayor número de familias.
Y a diferencia de los romanos, que primero fundaban una ciudad y desde ella trazaban la ordenación de su entorno, los estadounidenses procedieron al revés. Primero organizarían los territorios y desde ese planteamiento general derivarían los diferentes asentamientos coloniales que pretendían crear.
La trama ortogonal fue una estrategia de planificación territorial y urbana muy común en el Medio Oeste norteamericano donde las praderas no ofrecían dificultades orográficas. Era un sistema muy eficaz para la asignación de las parcelas incluso con carácter previo. El Gobierno de los Estados Unidos propuso la venta de las tierras de las regiones del oeste con el objeto de conseguir recursos para sufragar la deuda nacional. Por esta razón en 1785 el Congreso aprobó la Ordenanza de Tierras (Land Ordinance) que establecía el procedimiento de ordenación del territorio.
En rojo, el Tercer Meridiano Principal y el Paralelo (Base Line) utilizados para la ordenación de la parte de Illinois marcada en rosa.
El nuevo sistema partía de una gran parcelación general, una cuadrícula regular, que iría subdividiéndose, de forma recursiva,  en parcelas de tierra cada vez más pequeñas. El establecimiento de la gran cuadrícula la realizaba un agrimensor que se apoyaba para ello en la red de meridianos y paralelos terrestres. El técnicos del Gobierno habían seleccionado unos meridianos y unos paralelos de referencia sobre los que apoyar la ortogonalidad de la parcelación (en Estados Unidos hay 37 meridianos principales que se designan por medio de un topónimo concreto). Una vez fijadas estas líneas de referencia para cada zona, se partía del cruce entre el meridiano principal y el paralelo seleccionado (el Base Line) que ubica un punto singular, desde el que los topógrafos determinaban  los vértices de una retícula que formaba cuadrados de 6 millas de lado.
Cada cuadrado recibe el nombre de Township, porque iba a alojar una comunidad, un asentamiento, cuyos colonos comprarían los terrenos resultantes. Algo asimilable a la idea de “municipio” sin las consideraciones jurídicas.
Desde el cruce de del meridiano y el paralelo de referencia, hacia el norte y el sur, se van numerando los “Tiers” (niveles) de los Township designándolos por la letra mayúscula “T”, adjuntándole la inicial N ó S en función de que se encuentren al norte o sur de la Base Line. En la otra dirección se numeran los “Ranges” (rangos) representados por la letra mayúscula “R” con el añadido de la E o la W en función de que se encuentren al este del meridiano o al oeste (W).
imagen
El “Township” y la “Section”
Así pues cada Township era un extenso cuadrado de 6 millas de lado (36 millas cuadradas = 23.040 acres = 93.239.944,93 m2, es decir casi 10 millones de metros cuadrados) que se convertiría en la unidad territorial básica.
Esta superficie era, inicialmente, una zona de dominio público, propiedad del Estado, quien se encargaría, posteriormente, de distribuirla entre los colonos, vendiéndola por lotes para obtener recursos económicos.
Para ello, el Township se divide en 36 secciones (Sections) de 1 milla cuadrada, que se numeraban desde la 1 a la 36, empezando por la esquina noreste y siguiendo en zig-zag horizontal. Posteriormente, cada Section podría segregarse nuevamente en mitades, cuartos, etc. hasta obtener el tamaño del lote o de la parcela requerida. Una milla cuadrada, que equivale a 640 acres, implica que las divisiones siguientes proporcionan:

·         1 Section                   1 milla2                         640 acres                    259 has
·         1/2 Section           1/2 milla2                 320 acres                    129 has
·         1/4 Section           1/4 milla2                 160 acres                       65 has
·         1/8 Section           1/8 milla2                   80 acres                       32 has
·         1/16 Section      1/16 milla2                   40 acres                       16 has
·         1/32 Section       1/32milla2                   20 acres                         8 has
Cada township recibirá una denominación, habitualmente la de la colonia que se instalará dentro de él.
La organización territorial de Illinois y del entorno de Chicago
La estructuración de Illinois se realizó en 1805, utilizando como base el Tercer Meridiano Principal (Third Principal Meridian) que nacía en la boca del río Ohio junto a su desembocadura en el Mississippi. Este meridiano es, aproximadamente, coincidente con la longitud 89° 10' 15" al oeste de Greenwich.
El paralelo base (Base Line) se fijó en la latitud 38° 28' 20" para servir de referencia norte sur.
Los territorios del Noroeste se organizaron a partir del entramado que ofrecía el nuevo sistema de “centuriación”. La inmensa trama cuadrada de Townships se fue agrupando en unidades administrativas superiores de diferentes superficies: los Counties.
Los Counties, que podríamos traducir como “condados” y que podríamos asimilar a nuestras provincias, son la unidad administrativa que estructura cada estado del país y reúnen un número variable de Townships.
Por ejemplo, el Cook County (en el que se incluye Chicago) contiene desde el Township T.35.N (cuadrado 35 norte desde el paralelo Base Line) hasta el T.42.N. y en la otra dirección desde el R.9.E (rango 9 hacia el este desde el tercer meridiano principal) hasta el R.13.E.
La elección del sitio para Chicago
En la década de 1820 se iniciaron los estudios para realizar la deseada obra de conexión entre el sistema fluvial de los Grandes Lagos y el del rio Mississippi (el Illinois&Michigan Canal).
La fundación de Chicago está motivada, en gran medida, por esta importante infraestructura, cuya iniciativa había recibido un fuerte impulso por el éxito del reciente Erie Canal que conectaba los Grandes Lagos con el Atlántico.
Los Comisionados por el Gobierno de la nación para la ejecución del Canal, con el objeto de poder financiar su elevado coste, propusieron la parcelación de los terrenos del entorno y la venta a colonos de los lotes resultantes.
Para ubicar esa parcelación, los Comisionados escogieron una localización próxima al Fort Dearborn, en la unión de las ramas norte y sur del Chicago River, y encargaron al agrimensor James Thompson el trazado.
El primer trabajo de Thompson fue localizar uno de los vértices de la gran trama territorial que se había establecido para ordenar la región de Illinois, el que se encontrara más próximo a la zona escogida por los Comisionados. Desde ese vértice ubicó uno de los cuadrados de 6 millas de lado. El Township asignado a la creación de Chicago era el T39N-R14E y dentro de él, se seleccionó el punto desde el que nacería la ciudad y que se encontraba entre cuatro Secciones, las números  9, 10, 15 y 16. Este punto está ubicado en el actual cruce de las calles State y Madison y desde entonces se convirtió en la referencia para el comienzo de la numeración de las calles de la ciudad.
Desde esa referencia, Thompson propuso el primer trazado del la ciudad (dibujando el primer plano de la ciudad conocido como Thompson´s Plat). La venta de los lotes de terreno comenzó el 4 de septiembre de 1830.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

urban.networks.blog@gmail.com