19 may. 2018

Las 51 iglesias de Wren: Variaciones sobre un tema en el Londres Barroco (Segunda parte)


Esquemas acerca de las variaciones sobre un tema exploradas en las iglesias que proyecto Wren para la City londinense.
Entre los monumentales edificios y los rascacielos de la City londinense aparecen unas pequeñas joyas de la arquitectura religiosa que fueron diseñadas a lo largo de 25 años por Christopher Wren, uno de los grandes arquitectos del barroco inglés. Fueron consecuencia del pavoroso incendio que sufrió el antiguo Londres en 1666 y que obligó a proponer nuevos templos que sustituyeran a los desaparecidos.
Estas nuevas iglesias parroquiales (inicialmente 51, aunque solo sobreviven 30) tuvieron una génesis muy particular, que las convierte en un caso excepcional. Desde luego por la catástrofe que las puso en marcha; pero también por el tema, que buscaba un espacio innovador para la liturgia protestante; por el singular método de trabajo (variaciones sobre un tema básico); y, sobre todo, por su concentración en un espacio limitado.
El artículo tiene dos partes. En la primera parte de este artículo nos acercamos al concepto de variación y al contexto del barroco arquitectónico inglés. En esta segunda entrega profundizaremos en los edificios y propondremos una ruta para recorrerlos, que se inicia y finaliza en St. Paul, la obra maestra de Wren que se nutrió de la experimentación de los pequeños templos.


7 may. 2018

Las 51 iglesias de Wren: Variaciones sobre un tema en el Londres Barroco (Primera parte)


Grabado que presenta algunas de las torres-campanario de las iglesias de Wren. Tras ellas, la impresionante silueta de la catedral de St. Paul.
El arte puede alcanzar mayor expresividad en la intensidad de los matices que en los gestos grandilocuentes. En estas ocasiones, produce más emoción descubrir las leves modificaciones que presenciar cambios radicales. Desde las Variaciones Goldberg de Bach a la serie sobre la catedral de Rouen de Claude Monet, muchos artistas han explorado el mundo de las “variaciones sobre un tema”. La arquitectura, sobre todo desde los conceptos de tipología y estilo, también crea esas fascinantes y ligeras mutaciones.
Una de las muestras más sorprendentes de variaciones arquitectónicas son las 51 iglesias parroquiales que sir Christopher Wren proyectó en la City londinense entre 1670 y 1695. Las circunstancias, el tema, el método y su concentración en un espacio limitado las convierten en un caso excepcional. Únicamente sobreviven 30 de ellas, algunas conservan solo la torre-campanario y otras presentan remodelaciones importantes, pero 13 siguen manteniendo la forma original.
El artículo tiene dos partes. En esta primera nos acercaremos al concepto de variación y al contexto del barroco arquitectónico inglés. En la segunda entrega profundizaremos en los edificios y propondremos una ruta para recorrerlos.

22 abr. 2018

Pendientes de las calles: inclinaciones y respuestas ante la adversidad (topográfica).

La Valeta (Malta). Republic Street, mostrando la complicada adaptación de la retícula a una topografía con fuertes pendientes.
Las calles se trazan sobre un suelo concreto que las condiciona por muchas razones. En este artículo vamos a analizar uno de esos temas determinantes que nos remite a la tercera dimensión de las propias vías. Es decir, a las rasantes topográficas que adopta su superficie generando inclinación en las calles.
En la actualidad, las pendientes de la calle se encuentran muy reglamentadas, pero la ciudad histórica, que carecía de ese tipo de límites normativos (aunque tenía otras restricciones), se enfrentó a la adversidad topográfica de los terrenos para conectar lugares, salvando desniveles con respuestas a veces sorprendentes.
Nos acercaremos a calles diversas de diferentes lugares, enfocándolas desde ese punto de vista, para observar muestras de pendiente creciente hasta descubrir casos extremos, que se solucionaron con planteamientos, en ocasiones, paradójicos y que afectaban a la funcionalidad de la calle (como las calles-escalera o el uso de elementos mecánicos).

14 abr. 2018

Comprar en la calle: propuestas comerciales en Londres (segunda parte)


Las calles cubiertas se convirtieron a finales del siglo XIX en la representación de la sofisticación comercial. En la imagen, Leadenhall Market, en la City londinense. 
Estamos acercándonos a las calles de la ciudad en su vertiente comercial, visitando tres modelos un tanto particulares. El primero es de la calle abierta que acoge mercadillos temporales; el segundo, las calles comerciales cubiertas; mientras que, en el tercero, analizamos casos que relacionan arquitectura y espacio público gracias a los grandes mercados urbanos.
Para ello hemos iniciado un recorrido por Londres, una ciudad con una fuerte impronta comercial, visitando dos ejemplos de cada caso. Para profundizar en los mercados callejeros nos acercamos, en la primera parte de este artículo, a Portobello Road en Notting Hill y a Camden Market. En esta segunda y última entrega acometeremos las calles comerciales cubiertas, con la pionera muestra de Burlington Arcade y el espectacular Leadenhall Market en la City; y, finalmente, dos mercados urbanos: el clásico Covent Garden Market y el renovado y contemporáneo Old Spitalfields Market.


8 abr. 2018

Comprar en la calle: propuestas comerciales en Londres (primera parte)


La idiosincrasia de Camden Market lo convierte en uno de los mercados más atractivos y visitados de Londres.
La actividad comercial ha tenido, y tiene, múltiples manifestaciones en la ciudad. Desde las antiguas plazas de mercado hasta los modernos centros comerciales, el acto de comprar y vender se realiza de muchas maneras diferentes. También las calles aportan su granito de arena alojando tiendas permanentes o puestos provisionales en distintos formatos.
Vamos a aproximarnos a tres propuestas comerciales muy particulares vinculadas con las calles. La primera utiliza la calle como escenario para acoger mercadillos temporales; la segunda, nos acercará a las calles comerciales cubiertas; mientras que, en la tercera, analizaremos mercados urbanos que interactúan intensamente con el espacio público contiguo.
Para ello recalaremos en Londres, una ciudad con una fuerte impronta comercial. En la capital británica visitaremos dos ejemplos de cada caso. Para profundizar en los mercados callejeros nos acercaremos a Portobello Road en Notting Hill y a Camden Market. Las calles comerciales cubiertas cuentan con la pionera muestra de Burlington Arcade y el espectacular Leadenhall Market en la City. Y finalmente dos mercados urbanos: el clásico Covent Garden Market y el renovado y contemporáneo Old Spitalfields Market.
(El artículo consta de dos entregas: en esta primera acometeremos los mercados callejeros, dejando para la segunda parte, las calles comerciales cubiertas y los mercados urbanos)

26 mar. 2018

Cómo potenciar un río menor: de la “playa” del Manzanares a Madrid-Río.


Madrid-Rio ha permitido a la capital reconciliarse con su río proporcionándole, además, un inusitado protagonismo (en la imagen el Puente Monumental de Arganzuela, diseñado por Dominique Perrault).
Muchas de las grandes ciudades nacieron vinculadas a un rio importante que, históricamente, facilitó el transporte generando prosperidad. Pero Madrid es diferente. No tuvo una vocación inicial de capital, como pone de manifiesto su origen militar, y por eso no importó fundarla junto a un rio menor. De hecho, la ciudad se desarrollaría a espadas del pequeño Manzanares, que quedaría arrinconado y menospreciado, sufriendo un olvido secular.
Pero la admiración que suscitaban los imponentes cursos de agua de las principales capitales europeas llevaría a que, en un momento dado, la capital de España se planteara disimular las carencias de ese “aprendiz de río”, como lo llamó Quevedo. Aprovechando canalizaciones y embalsamientos, el Manzanares aparentó llevar un caudal mayor y se convirtió en escenario para el ocio y el deporte al aire libre de los madrileños (con una ¡playa de Madrid! o un complejo de piscinas situadas en una “isla”). No obstante, esto sería un espejismo y el rio volvería a ser despreciado al verse constreñido por una autopista trazada por sus dos orillas (la M-30). Todo cambiaría a comienzos del siglo XXI, con el soterramiento parcial de esa vía de circunvalación y la creación de Madrid-Río, el gran parque urbano que ha permitido a Madrid redescubrir su río e integrarlo definitivamente en la vida ciudadana.

10 mar. 2018

Oxford Street y Regent Street, dos calles de Londres que representan lo espontáneo y lo planificado en los trazados urbanos.

La monumentalidad y uniformidad de estilo de la arquitectura de a planificada Regent Street (arriba, imagen de The Quadrant) contrasta con la espontánea diversidad de Oxford Street (debajo).
Las calles de la ciudad suelen tener dos orígenes principales (aunque no son los únicos). En el primero de ellos, las calles surgen como consolidación espontánea de caminos preexistentes, mientras que en el segundo son el resultado de un trazado que sigue un proyecto predeterminado. En este artículo, vamos a explorar lo espontáneo y lo planificado en la urbanización de la ciudad, recurriendo al ejemplo de las calles, acercándonos a las circunstancias de cada tipo y a sus implicaciones.
Aunque todas las ciudades cuentan con muestras de ambos modelos, nos dirigimos a Londres, concretamente a Oxford Street y Regent Street, dos calles muy singulares del centro de la capital británica por diversas razones. Una de ellas es, precisamente, morfológica, porque la primera supone la consolidación espontánea de un antiguo e importante camino romano, mientras que la segunda procede de uno de los proyectos pioneros en la planificación londinense.